La industria del automóvil sufrirá más turbulencias en 2023

Gartner dice que 2023 es el momento de la verdad para los vehículos eléctricos de batería.

0
51

En 2025, los gigantes tecnológicos serán propietarios de una parte del sistema operativo del vehículo en el 95% de los coches nuevos en circulación y en 2026, más del 50% de los vehículos eléctricos vendidos en el mundo serán de marca china.

Varios factores harán que 2023 sea una verdadera prueba para la determinación de los gobiernos y la industria del automóvil a la hora de impulsar los vehículos eléctricos de batería (BEV), según Gartner, Inc.

Según Pedro Pacheco, vicepresidente analista de Gartner, «2023 es el momento de la verdad para impulsar la electrificación total». «El repunte de los precios de la electricidad en Europa hace que los costes de funcionamiento de los BEV sean menos atractivos; algunos países, como el Reino Unido, Suiza y Australia, están empezando a introducir impuestos para los VE. Además, China puso fin a las subvenciones a los vehículos eléctricos a principios de 2023 y la infraestructura mundial de recarga sigue teniendo muchas lagunas de cobertura y la calidad media del servicio es deficiente.»

Además, el fuerte aumento de los precios de las materias primas, como el litio y el níquel, elevará intrínsecamente los costes de los BEV, lo que dificultará a los fabricantes de equipos originales (OEM) cerrar la brecha de precios con la combustión interna. Como resultado, las ventas de BEV pueden crecer a un ritmo considerablemente menor o estancarse en algunos mercados, haciendo que las inversiones relacionadas con los BEV tarden más en alcanzar el punto de equilibrio.

Gartner prevé que la escasez en la cadena de suministro de la industria del automóvil continúe hasta 2023. «Más de dos años después de que comenzara la pandemia, los fabricantes de automóviles siguen sin poder prever el fin de la escasez de chips semiconductores ni la consiguiente escasez de vehículos que pueden producir. También se enfrentan a la escasez de materiales clave para las baterías BEV, lo que ha provocado un aumento de los precios de los productos básicos», dijo Mike Ramsey, VP Analyst de Gartner.

«La transformación digital de la venta minorista de automóviles no se ha estancado, simplemente ha reducido su velocidad», dijo Pacheco. «Dado que el difícil entorno económico está haciendo que el mercado de la automoción pase lentamente de la restricción de la oferta a la restricción de la demanda, los fabricantes de automóviles y los minoristas volverán a centrarse en la transición a las ventas minoristas en línea. También lo harán para reducir los costes de venta».

Este periodo de recesión brinda a los CIO del sector del automóvil la oportunidad de ayudar a sus empresas a aumentar su cuota de mercado a través de la tecnología. Por ejemplo, varios fabricantes de automóviles consolidados están intentando transformarse en empresas tecnológicas, pero su cultura corporativa ha sido un gran obstáculo para sus ambiciones. «Este debe ser su punto de partida para evitar ampliar la brecha con los fabricantes de automóviles nativos digitales y aumentar aún más sus ingresos mediante el uso de la tecnología», dijo Pacheco.

Más allá de 2023
Gartner predice que para 2026, más del 50% de los vehículos eléctricos vendidos en todo el mundo serán de marca china. «Hay más de 15 empresas chinas que venden vehículos eléctricos y muchos de ellos son modelos más pequeños y mucho menos caros que los de sus rivales extranjeros», afirma Ramsey. «Aunque fabricantes extranjeros como Tesla, VW y GM están vendiendo muchos vehículos eléctricos en China, el crecimiento es mucho más rápido en las empresas chinas».

A medida que crece la demanda de VE en todo el mundo, las empresas chinas están bien situadas para aprovechar el crecimiento, con un buen acceso a minerales clave y capacidad de fabricación de baterías en China. Gartner recomienda que los CIO de automoción centrados en los VE integren software de planificación y visibilidad de la cadena de suministro para garantizar mejores decisiones empresariales sobre dónde se obtienen los materiales clave y asegurar la resistencia de los mismos.

Los analistas de Gartner calculan que, para 2025, los gigantes tecnológicos poseerán una parte del sistema operativo del 95% de los coches nuevos en circulación.

Los gigantes tecnológicos han empezado a desplazar a los proveedores de automoción de primer nivel como proveedores de software para vehículos (por ejemplo, Google Automotive Services y CarPlay), y también están utilizando sus ecosistemas para reclamar una mayor cuota del territorio del sistema operativo del vehículo (por ejemplo, la asociación de Renault con Google y la de VW con Microsoft). Además, varios gigantes tecnológicos participan directamente en el desarrollo, la fabricación y la venta de coches. Foxconn, Huawei, Alibaba, Xiaomi, Tencent y Sony son ejemplos de esta tendencia.

«Tener éxito solo no será posible para un OEM o proveedor tradicional», dijo Pacheco. «Cada uno de ellos debe forjar alianzas con al menos algunos gigantes digitales si quieren seguir siendo rentables y competitivos en el sector».

Fuente: Gartner

Custom Text
Artículo anteriorMercado de bandas vestibles se desploma 18% en T4 2022, smartwatches liderarán crecimiento en 2023
Artículo siguienteSAP presenta SAP Datasphere para simplificar el panorama de datos de los clientes