Gartner prevé que ingresos mundiales por semiconductores disminuyan 11% en 2023

Los ingresos por semiconductores ascendieron a US$599.600 millones en 2022.

0
29

Se prevé que los ingresos mundiales por semiconductores disminuyan 11,2% en 2023, según las últimas previsiones de Gartner, Inc. En 2022, el mercado totalizó US$599.600 millones, lo que supuso un crecimiento marginal del 0,2% respecto a 2021.

Las perspectivas a corto plazo para el mercado de semiconductores se han deteriorado aún más. Se prevé que los ingresos mundiales por semiconductores asciendan a US$532.000 millones en 2023 (véase la Tabla 1).

«A medida que persisten los vientos en contra de la economía, la débil demanda de electrónica del mercado final se está extendiendo de los consumidores a las empresas, creando un entorno de inversión incierto. Además, el exceso de oferta de chips, que está elevando los inventarios y reduciendo sus precios, acelera el declive del mercado de semiconductores este año», afirma Richard Gordon, Vicepresidente de Prácticas de Gartner.

Tabla 1. Previsión de ingresos de semiconductores en todo el mundo, 2022-2024 (millones de dólares estadounidenses)

Los ingresos por memorias caerán un 35,5% en 2023, pero se recuperarán en 2024
El sector de las memorias se enfrenta a un exceso de capacidad y de inventario, lo que seguirá ejerciendo una presión significativa sobre los precios medios de venta (ASP) en 2023. Se prevé que el mercado de las memorias alcance un total de US$92.300 millones, lo que supone un descenso del 35,5% en 2023. Sin embargo, está en camino de repuntar en 2024 con un aumento del 70%.

El mercado de las memorias DRAM registrará un importante exceso de oferta durante la mayor parte de 2023 debido a la débil demanda de equipos finales y a los elevados niveles de existencias, a pesar de la escasa producción de bits por parte de los proveedores de memorias DRAM. Los analistas de Gartner prevén que los ingresos por DRAM desciendan un 39,4% en 2023, hasta un total de US$47.600 millones. El mercado pasará a una situación de desabastecimiento en 2024 y los ingresos por DRAM aumentarán un 86,8% a medida que se recuperen los precios.

Durante los próximos seis meses, Gartner espera que la dinámica del mercado de NAND sea similar a la del mercado de DRAM. La debilidad de la demanda y el importante inventario de los proveedores crearán un exceso de oferta que provocará un fuerte descenso de los precios. Como resultado, se prevé que los ingresos por NAND disminuyan un 32,9% hasta los US$38.900 millones en 2023. En 2024, se prevé que los ingresos por NAND aumenten un 60,7% debido a una gran escasez de suministro.

«La industria de semiconductores se enfrenta a una serie de retos a largo plazo en la próxima década», dijo Gordon. «Las pasadas décadas de grandes volúmenes y contenidos de alto contenido económico están llegando a su fin, sobre todo en los mercados de PC, tabletas y smartphones, donde falta innovación tecnológica.»

Además, la COVID-19 y la tensión comercial entre Estados Unidos y China han precipitado la tendencia a la desglobalización y el auge del nacionalismo tecnológico. «Los semiconductores se consideran hoy un problema de seguridad nacional», afirma Gordon. «Los gobiernos de todo el mundo se esfuerzan por lograr la autosuficiencia en la cadena de suministro de semiconductores y productos electrónicos. Esto está incentivando las iniciativas de deslocalización en todo el mundo».

Fragmentación de la demanda de semiconductores
Los mercados de semiconductores para PC, tabletas y smartphones están estancados. Los mercados combinados representarán el 31% de los ingresos por semiconductores en 2023 y totalizarán US$167.600 millones. «Estos mercados de gran volumen se han saturado y se han convertido en mercados de sustitución desprovistos de innovaciones tecnológicas convincentes», afirma Gordon.

Paralelamente, tanto el mercado de semiconductores de automoción como el industrial, militar y aeroespacial civil experimentarán un crecimiento. Se prevé que el mercado de semiconductores para automoción crezca un 13,8%, hasta alcanzar los US$76.900 millones en 2023.

En el futuro, habrá muchos más mercados finales, pero más pequeños. Los mercados finales estarán más fragmentados, con bolsas de crecimiento procedentes de múltiples sectores diferentes en los sectores de automoción, industrial, IoT y militar/aeroespacial.

«La demanda del mercado final estará menos expuesta al gasto discrecional de los consumidores y más expuesta al gasto de capital de las empresas. Las cadenas de suministro serán más complejas, con muchos más intermediarios implicados y diversos canales de comercialización, y para satisfacer las diferentes necesidades del mercado final, se necesitarán diferentes tipos de capacidad», dijo Gordon.

Fuente: Gartner

Custom Text
Artículo anteriorGoogle anuncia una recompra de US$70.000 millones y sube en bolsa
Artículo siguienteOpenAI añade nuevos controles de datos a ChatGPT y adelanta la versión empresarial