Miembros del G7 establecen grupo de trabajo para unificar normas regulatorias de la IA generativa

0
37

Durante la cumbre del G7 celebrada en Hiroshima (Japón), los representantes de las naciones del G7 subrayaron la necesidad de establecer normas mundiales para las herramientas de IA generativa «en consonancia con nuestros valores democráticos compartidos».

Todos los miembros del G7 -EE.UU., Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Canadá y la UE- coincidieron en que la gobernanza de la tecnología no ha seguido el ritmo vertiginoso al que se ha desarrollado, y pidieron a todas las naciones que evaluaran su impacto.

«Reconocemos la necesidad de hacer un balance inmediato de las oportunidades y retos de la IA generativa, cada vez más presente en países y sectores», dice la declaración del G7, «y encargamos a los ministros competentes que establezcan el proceso de Hiroshima sobre IA, a través de un grupo de trabajo del G7, de forma inclusiva… para debatir sobre IA generativa antes de finales de este año».

Estos debates podrían incluir temas como la gobernanza, la salvaguarda de los derechos de propiedad intelectual, incluidos los derechos de autor, el fomento de la transparencia, la respuesta a la manipulación de la información extranjera, incluida la desinformación, y el uso responsable de las tecnologías de IA, según los funcionarios.

El nuevo grupo de trabajo se organizará en cooperación con el grupo de países desarrollados de la OCDE y la Asociación Mundial sobre Inteligencia Artificial (GPAI), añade el comunicado.

La noticia responde a la creciente presión que se ha ejercido sobre los organismos públicos en relación con el aumento de la popularidad de herramientas de IA generativa como ChatGPT de OpenAI y los riesgos potenciales que conllevan.

«Mientras que el rápido cambio tecnológico ha ido fortaleciendo las sociedades y las economías, la gobernanza internacional de las nuevas tecnologías digitales no ha seguido necesariamente el mismo ritmo», señala la declaración del G7.

Estas herramientas gratuitas pueden generar texto en respuesta a una pregunta, incluidos artículos, ensayos, chistes e incluso poesía. Un estudio publicado en enero demostró que ChatGPT era capaz de aprobar un examen de Derecho, con una nota global de C+. Sin embargo, gobiernos y expertos han expresado su preocupación por los riesgos que estas herramientas pueden suponer para la privacidad, los derechos humanos y la seguridad de las personas.

En los últimos meses, la Unión Europea ha ido dando pasos que acercan al bloque a la aprobación de la Ley de IA, la primera legislación exhaustiva del mundo que regula el uso de la tecnología de IA.

«Queremos que los sistemas de IA sean precisos, fiables, seguros y no discriminatorios, independientemente de su origen», declaró el viernes la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La cumbre del G7 también se celebró tras el testimonio prestado por el fundador de OpenAI, Sam Altman, ante el Senado estadounidense. El ejecutivo aprovechó su intervención para abogar por una mayor regulación de la IA, incluida la creación de una agencia estadounidense o mundial que conceda licencias a las empresas que pretendan desarrollar herramientas de IA, y se las retire en caso de que se nieguen a cumplir las normas de seguridad.

«Creemos que la intervención reguladora de los gobiernos será fundamental para mitigar los riesgos de unos modelos cada vez más potentes», afirmó Altman.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorChina prohíbe importación de chips Micron por no superar pruebas de seguridad nacional
Artículo siguienteA 2 años del fin del soporte para Win 10, 80% de las empresas aún no están listas para Win11