Desarrollada la primera lista para evaluar la conciencia de la inteligencia artificial

0
37

La primera lista de comprobación para determinar si una inteligencia artificial tiene conciencia, ha sido desarrollada y puesta a prueba de inmediato: de los algoritmos actuales, ninguno ha superado la prueba, ni siquiera ChatGPT.

Ha surgido de un grupo internacional de 19 neurocientíficos, filósofos e informáticos dirigido por Patrick Butlin, de la Universidad de Oxford, y Robert Long, del Centro para la Seguridad de la IA de California, la propuesta de definir una lista de criterios compartidos útiles para definir si una IA puede considerarse «consciente».

La investigación, citada por la revista Nature en su página web, está en línea en arXiv, la plataforma que alberga las investigaciones que aún no se han sometido a la revisión de la comunidad científica. El objetivo es sentar las bases del debate sobre la futura relación entre humanos y máquinas.

En los últimos años, las IA han mostrado enormes progresos y, en algunos casos, han alcanzado tales capacidades que son entidades casi conscientes, aparentemente capaces de sentir emociones y reconocer su propia identidad.

Ya se trate de un animal, una voz artificial o una máquina, etiquetar algo como «consciente» cambia profundamente la forma en que nos relacionamos con ello, pero a pesar de que los humanos llevan miles de años pensando en la conciencia, aún no existe una definición consensuada.

Más difícil aún es aplicar el concepto de conciencia a una entidad no biológica, sino completamente artificial. En este contexto, para intentar facilitar el debate, los 19 investigadores intentaron sintetizar las seis teorías actuales que intentan definir el concepto de conciencia y adaptarlas al tema de la inteligencia artificial.

Los investigadores también aplicaron estos mismos criterios a los sistemas de IA existentes, incluido ChatGPT, y llegaron a la conclusión de que ninguno de ellos cumplía los requisitos de conciencia enumerados en la lista de comprobación. El trabajo, añaden los autores de la investigación, está aún lejos de proporcionar una especie de test de evaluación de la conciencia de las IA, pero pretende ser un punto de partida para desarrollar métodos de análisis coherentes y compartidos.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital ObnLine

Custom Text
Artículo anteriorEl chat de IA Bing ya está en Chrome y la versión Enterprise ya salió en su la última versión estable
Artículo siguienteAhora X abre un frente contra LinkedIn con su función beta de contratación para cuentas verificadas