ChatGPT consume agua, procede de ríos cercanos a campos de trigo

Investigación basada en datos de Microsoft, +34% en los dos últimos años.

0
29

La tecnología de inteligencia artificial que hay detrás de ChatGPT tiene su sede en Iowa y consume mucha agua, cerca de campos de trigo.

Así lo revela el último informe sobre medio ambiente de Microsoft, el gigante tecnológico que financió OpenAI, la empresa que está detrás de ChatGPT, y que fue examinado por investigadores de la Universidad de California en Riverside. El estudio se publicará a finales de año, según informa Associated Press en Internet.

Microsoft reveló que el consumo mundial de agua aumentó un 34% de 2021 a 2022 (a casi 1,7 billones de galones, o más de 2,500 piscinas olímpicas), un fuerte aumento con respecto a años anteriores. «La mayor parte del crecimiento se debe a la inteligencia artificial», incluyendo «su fuerte inversión en IA generativa y su asociación con OpenAI», dice el investigador Shaolei Ren, El equipo de Ren estima que ChatGPT consume medio litro de agua de las cinco a 50 preguntas (prompts) que se hacen.

El agua utilizada se extrajo de la cuenca de los ríos Raccoon y Des Moines, cerca de campos de trigo, y sirve para refrigerar una potente supercomputadora. La estimación de los investigadores también incluye el uso indirecto de agua que las empresas no miden, por ejemplo para refrigerar las centrales eléctricas que suministran electricidad a los centros de datos. En el mismo periodo, Google registró un crecimiento del 20% en el uso de agua, y de nuevo Shaolei Ren atribuye el consumo en gran medida a la inteligencia artificial.

El pasado mes de abril, otro estudio de la Universidad de Colorado Riverside y la Universidad de Texas en Arlington calculó que el entrenamiento de ChatGPT-3, la versión que precedió a la actual, consumió 700.000 litros de agua dulce para refrigerar el centro de datos. Y el intercambio de conversaciones de un usuario medio con ChatGPT equivale al consumo de una botella de agua.

«Seguiremos controlando nuestras emisiones, acelerando el progreso al tiempo que aumentamos el uso de energía limpia para alimentar los centros de datos, comprando energía renovable y realizando otros esfuerzos para alcanzar nuestros objetivos de sostenibilidad de ser carbono negativos, agua positivos y cero residuos para 2030», ha declarado Microsoft. OpenAI ha indicado que está «reflexionando mucho» sobre el mejor uso de la potencia de cálculo.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorGartner identifica macrotendencias que afectarán la contratación tecnológica en 2024
Artículo siguienteIntel presenta el estándar Thunderbolt 5