Nueva ley de redes sociales en California, la X de Musk la demanda

0
5

X, la empresa antes conocida como Twitter, ha emprendido una batalla contra el Estado de California por una ley que obliga a las redes sociales a hacer públicas sus políticas internas de moderación en un esfuerzo por reducir el discurso de odio, la desinformación, el acoso y por eliminar el abuso sexual de menores.

La tecnológica ha acudido a los tribunales con el argumento de que la norma promulgada en septiembre de 2022 viola la protección a la primera enmienda constitucional, el derecho a la libre expresión de ideas —o a quedarse callado también— ante lo que el Estado considera “dañino u ofensivo”.

X presentó la demanda, días atrás, en un tribunal de Sacramento, la capital de California. El documento argumenta que el objetivo real de la norma, conocida como AB 587, es “eliminar” contenido amparado por la primera enmienda que puede ser considerado problemático. “Los temas sobre los que la ley obliga a hablar en contra de su voluntad son altamente controvertidos y están cargados políticamente”, añade el texto de la demanda. Los límites a estas temáticas han sido impuestos por creencias partidistas, añade la tecnológica. “Las redes sociales son frecuentemente criticadas, sin importar lo que hagan, por individuos en ambos bandos [demócratas y republicanos], por las decisiones editoriales que pueden entras en estas categorías mal definidas”, señalan.

La ley nació en California como una reacción a la toma del Capitolio de enero de 2021 por simpatizantes de Donald Trump. La norma exige que las compañías entreguen a partir de enero próximo informes detallados a la Fiscalía donde hagan públicas las medidas que toman para moderar el debate en línea. Esto requiere comunicar si la vigilancia queda a cargo de la inteligencia artificial o cómo se procede ante las ofensas o amenazas. Las compañías que no entreguen estos informes pueden ser multadas.

El gobernador de California, Gavin Newsom, una de las estrellas del partido demócrata, había celebrado la aprobación de esta norma. “No nos quedaremos inmóviles mientras las redes sociales son utilizadas como armas para propagar odio y desinformación que amenaza a nuestras comunidades”, dijo el mandatario el día que promulgó la norma.

Esta puede considerarse una nueva cruzada de Musk contra California, un bastión de políticas progresistas. El magnate mantiene un tenso pulso con la entidad desde hace años por lo que considera un exceso de regulación de la entidad. Esto lo llevó a mudar la sede de Tesla desde Palo Alto a Texas en 2021. Desde entonces, el empresario aprovecha los foros públicos para hablar en contra de los altos impuestos que hay en la región o para posicionarse en contra de lo que ha llamado el “virus woke” que dirige muchas de las políticas públicas en California.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
  • ETIQUETAS
  • X
Artículo anteriorEmployee Experience: la fuerza motriz de cualquier negocio es su gente
Artículo siguienteWhatsApp trabaja en la «interoperabilidad del chat» para cumplir las nuevas normas de la UE