Hackers difunden versión falsa de WhatsApp

0
39

Investigadores de la firma de ciberseguridad Kaspersky han descubierto una versión maliciosa de la app WhatsApp que se propaga dentro de otro popular servicio de mensajería, Telegram.

Hecha pasar por una app con funciones premium, en realidad se trata de un malware que ha superado las 340.000 instalaciones en un solo mes y está afectando a usuarios de habla árabe y azerí de todo el mundo. A menudo se recurre a versiones modificadas de las aplicaciones de mensajería para añadir más funciones. Sin embargo, algunas de ellas, aunque mejoran la funcionalidad, también esconden amenazas.

Azerbaiyán, Arabia Saudí, Yemen, Turquía y Egipto registraron el mayor número de ataques perpetrados a través de la app maliciosa de WhatsApp, pero el fenómeno también afecta a Estados Unidos, Rusia, Reino Unido y Alemania.

Dentro de los chats de Telegram, los ciberdelincuentes comparten un archivo de instalación que hace referencia a un inverosímil WhatsApp Premium o Plus, con el fin de incitar a los usuarios a descargarlo e instalarlo. La extensión, en formato .apk, permite a cualquiera que haya desactivado los controles de Android cargar la falsa app en su teléfono, lanzando un virus sin saberlo.

«La gente confía en las aplicaciones de fuentes muy seguidas, pero los estafadores se aprovechan de esta misma confianza», confirma Dmitry Kalinin, experto en seguridad de Kaspersky. «La propagación de apps maliciosas a través de plataformas populares de terceros pone de relieve la importancia de utilizar sólo apps oficiales. Si necesitas algunas funciones extra que no se encuentran en éstas, deberías considerar el uso de una solución de seguridad fiable antes de instalar software de terceros para evitar poner en peligro los datos. Para una protección eficaz, descargue siempre las aplicaciones de las tiendas de aplicaciones o de los sitios web oficiales».

Fuente: Kaspersky

Custom Text
Artículo anterior28 países alcanzan acuerdo sobre desarrollo de IA
Artículo siguienteMeta ha llegado a un acuerdo para volver a China después de 14 años