Meta se enfrenta a una hola de demandas por los millones de usuarios menores de edad activos en Instagram

0
12

Meta se enfrenta a acciones legales porque 33 estados alegan que permitió a sabiendas que millones de usuarios menores de edad entraran en Instagram.

En una demanda judicial recientemente desvelada, 33 estados alegan que Meta Platforms, la empresa matriz de Instagram, Facebook y otras, permitió a sabiendas la presencia en su plataforma de millones de usuarios menores de 13 años, mientras que sólo desactivó un puñado de las cuentas denunciadas. La denuncia acusa a Meta de violar las leyes federales de privacidad infantil al recopilar su información personal, como ubicaciones y direcciones de correo electrónico, sin el consentimiento de los padres. En la demanda se afirma que en Meta el conocimiento de los usuarios menores de edad es un «secreto a voces», meticulosamente documentado y protegido de la divulgación pública. La empresa podría enfrentarse a importantes sanciones civiles, por valor de cientos de millones de dólares, si se demuestran las acusaciones.

Batalla legal y respuesta de la empresa
Estas acusaciones sobre privacidad forman parte de una demanda federal más amplia presentada por 34 estados, entre ellos California y Colorado, en la que se acusa a Meta Platforms de atrapar injustamente a los usuarios jóvenes en Instagram y Facebook, al tiempo que oculta estudios internos que ponen de manifiesto los perjuicios para los usuarios. La demanda pretende obligar a Meta a dejar de utilizar funciones que supuestamente perjudican a los usuarios jóvenes, informó The New York Times.

En respuesta, Meta expresó su decepción, subrayando su compromiso con la seguridad en línea de los adolescentes y destacando la introducción de más de 30 herramientas de apoyo a los jóvenes y sus familias. La empresa criticó a los fiscales generales por no colaborar con el sector para establecer normas claras y adecuadas a la edad para el uso de aplicaciones por parte de los adolescentes.

El escrutinio legal se intensificó después de que Frances Haugen, antigua empleada de Meta, revelara documentos internos a finales de 2021. Las revelaciones de Haugen incluían afirmaciones de que la empresa se dirigía conscientemente a usuarios jóvenes vulnerables para aumentar los beneficios. Estudios internos de Instagram, presentados por Haugen ante el Congreso, indicaban que muchas adolescentes que utilizaban la plataforma sufrían depresión y ansiedad relacionadas con problemas de imagen corporal.

Meta, junto con Snap, TikTok y Google, se enfrenta actualmente a numerosas demandas que relacionan sus plataformas con la ansiedad, la depresión, los trastornos alimentarios y el insomnio en adolescentes y adultos jóvenes. Según un informe de Bloomberg, las empresas se oponen a las demandas alegando que pretenden regular contenidos de forma indebida.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital Online

 

Custom Text
Artículo anteriorEl mercado de la IA Generativa alcanzará US$126.500 millones en 2031
Artículo siguienteUniversidad de Tokio completa instalación de un procesador IBM Quantum Eagle de 127 qubits