Estudio revela que empresas de medios sociales obtuvieron US$11 mil millones en ingresos publicitarios en EE.UU. procedentes de menores de edad.

En el estudio de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, aparecen nombres como TikTok, Facebook, Instagram entre otras...

0
16

Según un estudio de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard publicado el miércoles, las empresas de medios sociales obtuvieron en conjunto más de 11.000 millones de dólares en ingresos publicitarios procedentes de menores en Estados Unidos el año pasado. Los investigadores afirman que los resultados muestran la necesidad de una regulación gubernamental de las redes sociales, ya que las empresas que pueden ganar dinero a costa de los niños que utilizan sus plataformas no han conseguido autorregularse de forma significativa. Señalan que esta regulación, así como una mayor transparencia por parte de las empresas tecnológicas, podría ayudar a aliviar los daños a la salud mental de los jóvenes y a reducir las prácticas publicitarias potencialmente perjudiciales dirigidas a niños y adolescentes.

Para llegar a la cifra de ingresos, los investigadores estimaron el número de usuarios menores de 18 años en Facebook, Instagram, Snapchat, TikTok, X (antes Twitter) y YouTube en 2022 basándose en datos de población del Censo de EE.UU. y datos de encuestas de Common Sense Media y Pew Research. A continuación, utilizaron datos de la empresa de investigación eMarketer, ahora llamada Insider Intelligence, y de Qustodio, una aplicación de control parental, para estimar los ingresos publicitarios de cada plataforma en EE.UU. en 2022 y el tiempo que los niños pasaban al día en cada una de ellas. A continuación, los investigadores construyeron un modelo de simulación con los datos para calcular los ingresos publicitarios que las plataformas obtienen de los menores en Estados Unidos.

Investigadores y legisladores llevan mucho tiempo centrándose en los efectos negativos de las plataformas de redes sociales, cuyos algoritmos personalizados pueden inducir a los menores a un uso excesivo. Este año, legisladores de estados como Nueva York y Utah han presentado o aprobado leyes para frenar el uso de las redes sociales por parte de los menores, alegando daños para la salud mental de los jóvenes y otros motivos de preocupación.Meta, propietaria de Instagram y Facebook, también ha sido demandada por decenas de estados por su supuesta contribución a la crisis de salud mental.

«Aunque las plataformas de medios sociales afirmen que pueden autorregular sus prácticas para reducir los daños a los jóvenes, aún no lo han hecho, y nuestro estudio sugiere que tienen incentivos económicos abrumadores para seguir retrasando la adopción de medidas significativas para proteger a los niños», dijo Bryn Austin, profesor del Departamento de Ciencias Sociales y del Comportamiento de Harvard y autor principal del estudio.

Las propias plataformas no hacen público cuánto dinero ganan de los menores.

Las plataformas de redes sociales no son las primeras en hacer publicidad dirigida a los niños, y los padres y expertos llevan mucho tiempo expresando su preocupación por la publicidad dirigida a los niños en Internet, en la televisión e incluso en las escuelas. Pero los anuncios en línea pueden ser especialmente insidiosos porque pueden estar dirigidos a los niños y porque la línea entre los anuncios y el contenido que los niños buscan es a menudo borrosa.

En un documento político de 2020, la Academia Americana de Pediatría afirma que los niños son «especialmente vulnerables a los efectos persuasivos de la publicidad debido a su inmadurez en cuanto a capacidad de pensamiento crítico e inhibición de impulsos».

«Los niños en edad escolar y los adolescentes pueden ser capaces de reconocer la publicidad, pero a menudo no son capaces de resistirse a ella cuando está incrustada en redes sociales de confianza, alentada por celebridades influyentes, o entregada junto a contenidos personalizados», señala el documento.A medida que aumenta la preocupación por las redes sociales y la salud mental de los niños, la Comisión Federal de Comercio propuso a principios de este mes cambios radicales en una ley de hace décadas que regula la forma en que las empresas en línea pueden rastrear a los niños y hacerles publicidad. Los cambios propuestos incluyen la desactivación por defecto de los anuncios dirigidos a menores de 13 años y la limitación de las notificaciones push.

Según el estudio de Harvard, YouTube obtuvo los mayores ingresos publicitarios de los usuarios menores de 12 años (959,1 millones de dólares), seguido de Instagram (801,1 millones de dólares) y Facebook (137,2 millones de dólares).

Instagram, por su parte, obtuvo los mayores ingresos publicitarios de los usuarios de entre 13 y 17 años (4.000 millones de dólares), seguida de TikTok (2.000 millones) y YouTube (1.200 millones).

Los investigadores también estiman que Snapchat obtuvo la mayor parte de sus ingresos publicitarios totales en 2022 de usuarios menores de 18 años (41%), seguida de TikTok (35%), YouTube (27%) e Instagram (16%).

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

 

 

Custom Text
Artículo anteriorSuspendida prohibición de venta del Apple Watch
Artículo siguienteWhatsApp Web incorpora buscador de nombres de usuario para conectarse, sin compartir número de teléfono