Acciones de SAP se disparan por la reestructuración y la apuesta por la IA

0
11

El plan de reestructuración de SAP SE, que eliminará o reasignará unos 8.000 puestos de trabajo, tiene como objetivo acelerar el desarrollo de funciones de inteligencia artificial en sus productos y «transformar su configuración operativa para capturar sinergias organizativas, eficiencias impulsadas por la IA y preparar a la empresa para un crecimiento futuro de los ingresos altamente escalable», dijo SAP en un comunicado.

El anuncio se produjo cuando el gigante de la planificación de recursos empresariales registró unos ingresos que superaron las estimaciones de los analistas y unos beneficios por acción ligeramente por debajo de las expectativas. Los ingresos del trimestre finalizado el 31 de diciembre aumentaron un 5%, hasta 8.470 millones de euros (9.250 millones de dólares), frente a los 8.060 millones de euros (8.790 millones de dólares) de un año antes y por encima de las estimaciones de consenso de 8.380 millones de euros (9.150 millones de dólares).

La cartera de pedidos en la nube de SAP aumentó un 27% a tipos de cambio constantes, hasta 13.700 millones de euros (14.970 millones de dólares), un máximo histórico. Las ventas de la suite ERP de nueva generación S/4 HANA aumentaron un 61% a tipos de cambio constantes. La proporción de ingresos clasificados como «más predecibles», una medida de la estabilidad del negocio, aumentó un 2%, hasta el 77%.

El fuerte crecimiento de las ventas y los planes de reestructuración fueron un éxito entre los inversores, que subieron las acciones de SAP casi un 7% en las primeras operaciones.

Aumento de la previsión de beneficios para 2025
El Consejero Delegado, Christian Klei, dijo que espera que hasta dos tercios de las personas afectadas por la reestructuración acepten la jubilación anticipada o se trasladen a otros puestos dentro de la empresa. «Estamos dando a SAP un futuro de gran crecimiento para ofrecer a nuestros 100.000 empleados el mejor futuro posible», afirmó. «Vamos a invertir más de 100 millones de euros en educación para ayudar a la gente a encontrar trabajo en las áreas de crecimiento». »

SAP dijo que espera que los ingresos por software y nube para todo el año 2024 se sitúen en un rango entre 29.000 y 29.500 millones de euros (entre 31.680 y 32.230 millones de dólares) y que el beneficio operativo ajustado oscile entre 7.600 y 7.900 millones de euros a monedas constantes (entre 8.300 y 8.630 millones de dólares).

Según la empresa, se espera que la reestructuración cueste unos 2.200 millones de dólares y produzca sólo pequeños beneficios en términos de costes. Se espera que los beneficios sean evidentes en 2025. SAP aumentó sus previsiones de beneficios y flujo de caja libre para el próximo año en 500 millones de euros, citando las eficiencias obtenidas con el programa de transformación.

SAP ha estado avanzando en sus iniciativas de IA en múltiples frentes. En septiembre, presentó un copiloto de IA generativa llamado Joule que espera integrar en toda su cartera de software en la nube. El pasado mes de julio formó parte de un grupo de inversores que participaron en una ronda de financiación de serie B de 500 millones de dólares de Aleph Alpha GmbH, una startup alemana centrada en el desarrollo de grandes modelos lingüísticos. Ese mismo mes, invirtió cantidades no especificadas en los desarrolladores de LLM Anthropic PBC y Cohere Inc.

Como parte de su iniciativa de reorientación, SAP ordenó a principios de este mes que los empleados volvieran a la oficina tres días a la semana. Cuando se le pidió que explicara el cambio de política durante una rueda de prensa, Klein citó la importancia de la cultura.

«Construí mi carrera en SAP sentándome con grandes arquitectos para entender mejor cómo construir nuestro producto. ¿Habría sido posible en la oficina central? No», dijo. Prometiendo que se acabaron los días de tener que «pedir permiso para llevar a los niños al médico», dijo que el objetivo es buscar un equilibrio para cada empleado, pero que el tiempo presencial es fundamental. «No podemos permitir que sólo se trabaje desde la oficina en casa porque estamos perdiendo nuestra cultura y tenemos que ser un equipo», dijo.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorPara una de cada dos personas, la IA es un arma para los ciberdelincuentes
Artículo siguienteMicrosoft suprime 1.900 empleos en el sector de los videojuegos