La audición corre peligro para 3.000 millones de jugadores en todo el mundo

Un estudio investiga el volumen exagerado.

0
14

Los aficionados a los videojuegos de todo el mundo, estimados en más de 3.000 millones en total en 2022, podrían correr el riesgo de padecer pérdida de audición irreversible y/o tinnitus – pitidos persistentes en los oídos – según una revisión sistemática de las pruebas disponibles publicada en la revista BMJ Public Health. Dirigido por Lauren Dillard, de la Universidad Médica de Carolina del Sur en Charleston.

El estudio de más de 50.000 personas sugiere que los niveles de sonido notificados a menudo se aproximan o superan los límites de seguridad permitidos. Según los investigadores, son necesarios más esfuerzos de salud pública para concienciar a la población. Mientras que los auriculares, los cascos y los locales de música (por ejemplo, las discotecas) se consideran fuentes de niveles sonoros potencialmente perjudiciales, se ha prestado poca atención a los efectos de los videojuegos, incluidos los deportes electrónicos, en la pérdida de audición, afirman los investigadores. Los jugadores suelen jugar a niveles de sonido exagerados durante varias horas seguidas. Los investigadores examinaron las bases de datos en busca de estudios relevantes y literatura científica en inglés, español o chino.

La revisión incluye 14 estudios de nueve países de Norteamérica, Europa, Sudeste Asiático, Asia y Australasia, con un total de 53.833 personas implicadas. La prevalencia del juego oscila entre el 20% y el 68% entre los jóvenes, y dos estudios surcoreanos informan de una prevalencia de uso de centros de juego de alrededor del 60%.

Los autores concluyen que los niveles diarios de exposición sonora de estos videojuegos se aproximan a los niveles máximos. Aunque los datos disponibles son limitados, los investigadores sugieren que es probable que algunos jugadores, en particular los que juegan con frecuencia y a los niveles sonoros medios descritos por los estudios incluidos en la revisión, superen los límites de exposición sonora permitidos y, por tanto, tengan hábitos auditivos inseguros que podrían ponerles en riesgo de desarrollar pérdida de audición permanente y/o tinnitus.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorVeeam revela que ciberataques son la principal causa de interrupción de las actividades empresariales
Artículo siguienteMicrosoft es la marca más imitada por los delincuentes en línea