Starlink prueba con éxito el servicio móvil directo al celular desde el satélite

0
26

Starlink (SpaceX) ha realizado con éxito la primera prueba en directo de su nuevo servicio mundial de conexión móvil Direct to Cell con teléfonos inteligentes normales no modificados, sólo seis días después de lanzar el primer pequeño lote de satélites de banda ancha con capacidad DtC. Pero de momento sólo se utiliza para enviar y recibir mensajes de texto (SMS).

En la actualidad, la red del operador cuenta con unos 5.311 satélites LEO en órbita alrededor de la Tierra (a más de 500 km de altitud) y ha aprobado añadir unos 7.500 más de aquí a finales de 2027. Los clientes en promedio pagan servicios a partir de US$100 al mes, más US$600 por el kit doméstico (antena parabólica estándar, router, etc.), que promete tiempos de latencia de Internet rápidos de 25-50 ms, descargas de unos 25-100 Mbps y subidas de unos 5-10 Mbps.

Sin embargo, desde 2022 la compañía también ha estado trabajando para añadir la capacidad móvil 4G a su mega constelación de satélites globales, lo que hará posible establecer comunicaciones de estilo roaming global con Smartphones normales no modificados en tierra. En el pasado, la mayoría de los servicios telefónicos por satélite eran bastante básicos y requerían teléfonos personalizados y caros para funcionar.

Los satélites con la nueva capacidad DtC de Starlink llevan a bordo un módem eNodeB avanzado que actúa como una torre de telefonía móvil en el espacio, permitiendo una integración de red similar a la de un socio de conexión estándar. Según la última actualización de Starlink, la primera prueba técnica en directo de esta nueva capacidad tuvo lugar oficialmente junto a su socio T-Mobile (utilizando parte de su espectro radioeléctrico) en Estados Unidos el lunes 8 de enero de 2024.

La prueba consistió en el envío y recepción de varios mensajes de texto (SMS), que se retransmitieron entre un teléfono inteligente no especificado en tierra y sus nuevos satélites con capacidad DtC en el espacio.

Declaración de Starlink

El lunes 8 de enero, el equipo de Starlink envió y recibió con éxito nuestros primeros mensajes de texto utilizando el espectro de la red de T-Mobile a través de uno de nuestros nuevos satélites Direct to Cell lanzados seis días antes. La conexión de teléfonos móviles a satélites tiene que superar varios retos importantes.

Por ejemplo, en las redes terrestres las torres de telefonía son fijas, pero en una red de satélites se mueven a decenas de miles de kilómetros por hora en relación con los usuarios en la Tierra. Esto exige transferencias continuas entre satélites y tener en cuenta factores como el desplazamiento Doppler y los retrasos de sincronización, que dificultan las comunicaciones entre el teléfono y el espacio.

Además, los teléfonos móviles tienen enormes dificultades para conectarse a satélites situados a cientos de kilómetros de distancia, dada la escasa ganancia de antena y potencia de transmisión de un teléfono móvil. Los satélites Starlink con la carga útil Direct to Cell están equipados con un innovador silicio personalizado, antenas phased array y avanzados algoritmos de software que superan estas dificultades y proporcionan un servicio LTE estándar a los teléfonos móviles en tierra.

SpaceX pretende lanzar una constelación de cientos de satélites con capacidad DtC para permitir el lanzamiento de su servicio básico de texto (SMS) en 2024, con soporte para servicios de voz, datos (banda ancha móvil) e Internet de las Cosas (IoT) previsto para 2025 (aunque no nos sorprendería que esto se retrasara un poco).

Los satélites Direct to Cell actúan como torres de telefonía móvil en el espacio, enviando tráfico a los núcleos de los operadores asociados mediante los sistemas espaciales y terrestres de Starlink directo a celulares comunes – Foto Starlink

De momento, Starlink no tiene ningún operador de telefonía móvil asociado fuera de los Estados Unidos, pero la lista de operadores compatibles ha ido creciendo poco a poco desde que se anunció el servicio por primera vez. Sin embargo, todavía no se sabe cuánto costará añadir este tipo de conexión global a un plan existente, que tendrá que ser competitivo con los servicios de conexión tradicionales si se quiere que tenga algún atractivo en el mercado de masas.

Además, Elon Musk advirtió recientemente (aquí) que los primeros Starlinks con capacidad DtC sólo pueden soportar velocidades de datos de «~7Mb por haz y los haces son muy grandes, por lo que, aunque es una gran solución para lugares sin conectividad celular, no es significativamente competitiva con las redes celulares terrestres existentes.»

Los documentos publicados el año pasado revelan que el sistema Direct to Cell podrá ofrecer «velocidades máximas teóricas de hasta» 3 Mbps o 7,2 Mbps de subida máxima (Tierra-Espacio) en canales de ancho de banda de 1,4 MHz o 5 MHz por haz, respectivamente, y hasta 4,4 Mbps o 18,3 Mbps en el enlace descendente (Espacio-Tierra) en los mismos canales de ancho de banda por haz utilizando tecnología LTE (4G).

En resumen, se trata de satisfacer las necesidades básicas de comunicación en todo el mundo y en zonas remotas y sustituir los actuales servicios de telefonía satelital mucho mas costos tanto en equipos como en el servicio.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorMicrosoft supera a Apple y se convierte en la empresa más valiosa del mundo
Artículo siguienteDigitel estará presente en la Feria de San Sebastián 2024