La computadora HPE Spaceborne-2 regresa a la Estación Espacial Internacional

El objetivo de la misión es ampliar el éxito anterior y brindar a la comunidad científica internacional acceso a una mayor variedad de capacidades de computación en la periferia basadas en el espacio, IA y aprendizaje automático.

0
27

Hewlett Packard Enterprise (HPE) anunció que ha enviado una tercera iteración de la computadora HPE Spaceborne, diseñada a partir de servidores comerciales listos para usarse, a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) a través de una misión de Northrop Grumman Commercial Resupply Services, contratada por la NASA, a bordo de la nave espacial SpaceX Falcon 9.

El objetivo del nuevo viaje de la computadora HPE Spaceborne-2 es mejorar el éxito anterior del sistema, así como ampliar el alcance y la complejidad del procesamiento a nivel de centro de datos y de la computación de alto rendimiento (HPC, por sus siglas en inglés) que pueden realizarse en el espacio, incluyendo cargas de trabajo de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML, por sus siglas en inglés).

Esta configuración de la computadora HPE Spaceborne, basada en los servidores HPE Edgeline y ProLiant, se ha actualizado con más de 130 TB de almacenamiento flash de KIOXIA, lo que representa el mayor volumen de almacenamiento en viajar a una estación espacial en una sola misión. Esto incluye cuatro KIOXIA Value SAS Serie RM de 960 GB, ocho NVMe serie XG de 1,024 GB y cuatro SSD PM6 Enterprise SAS de 30.72 TB. El almacenamiento de memoria flash adicional permitirá ejecutar nuevos tipos de aplicaciones y realizar investigaciones con conjuntos de datos más grandes a través del Laboratorio Nacional de ISS.

Las mejoras a la computadora HPE Spaceborne-2 también incluyen un sistema operativo actualizado, software para vuelos espaciales de la NASA y nueva seguridad del sistema. Una vez a bordo de la estación espacial, el estado de estas tecnologías se monitoreará diariamente para evaluar su rendimiento en las condiciones extremas del espacio.

Impulsando la investigación en la Tierra y en el espacio
Después de concluir la instalación de la computadora HPE Spaceborne-2 en la estación espacial, los investigadores utilizarán el sistema para mejorar la innovación y ahorrar tiempo. Tradicionalmente, los datos se recopilaban en el espacio a bordo de una estación de investigación y se enviaban a la Tierra para su procesamiento. Una supercomputadora a bordo permite evaluar los datos en la órbita terrestre baja en tiempo casi real, lo que permite reducir en 30,000 veces el tamaño de las descargas al transmitir solo la salida de datos, o información a la Tierra, lo que reduce drásticamente los tiempos de descarga.

La investigación programada para la computadora HPE Spaceborne-2 incluye un experimento de aprendizaje federado que entrena de manera independiente a los modelos de ML y motores de inferencia que originalmente se crearon en la nube. Los proveedores de servicios en la nube colaborarán y operarán el experimento con la doble intención de contribuir a los modelos de entrenamiento de ML utilizados en la Tierra y de mantener un motor de inferencia de IA actualizado en el espacio.

HPE invitará nuevamente al público a presentar propuestas para conducir experimentos en la computadora HPE Spaceborne-2 a través del Laboratorio Nacional de ISS.

Fuente: HPE

Custom Text
Artículo anteriorRealidad virtual y videos «espaciales» también en Meta Quest
Artículo siguienteAmazon lanza Rufus, el asistente de compras con inteligencia artificial