Apple se enfrenta a una importante demanda por prácticas monopolísticas

0
23

El Departamento de Justicia de EE.UU. y 15 estados han presentado este jueves una demanda contra Apple en la que acusan al gigante tecnológico de monopolizar el mercado de los teléfonos inteligentes, perjudicar a los competidores más pequeños e inflar los precios para los consumidores.
Mercado de los smartphones en EE.UU. Informe Canalys 3T 2023
Apple es el líder indiscutible del mercado de smartphones en Estados Unidos, con cerca del 55% de cuota en el tercer trimestre de 2023, según Canalys. Samsung, Motorola, TCL y Google, entre otras, son las otras marcas de teléfonos líderes en Estados Unidos.

La demanda se produce en medio de una ofensiva más amplia contra las principales compañías tecnológicas, con los reguladores también apuntando a competidores como Google de Alphabet, Meta Platforms y Amazon.com en los últimos años, que abarcan las administraciones tanto del ex presidente Donald Trump como del presidente Joe Biden, dijo el informe de noticias de Reuters.

El fiscal general Merrick Garland enfatizó la importancia de desafiar las prácticas monopolísticas, declarando: «Los consumidores no deberían tener que pagar precios más altos porque las empresas violan las leyes antimonopolio.»

El Departamento de Justicia alega que las estrategias de precios de Apple, que pueden disparar los precios del iPhone hasta los 1.599 dólares, contribuyen a aumentar los beneficios de la empresa a expensas de los consumidores.

Los ingresos de Apple fueron de 119.600 millones de dólares en su trimestre finalizado el 30 de diciembre de 2023. Apple generó unos beneficios de 33.910 millones de dólares durante el mismo periodo. Apple pagó 6.400 millones de dólares en concepto de impuesto sobre la renta.

Según el Departamento de Justicia, el modelo de negocio de Apple, que históricamente se ha centrado en dictar las funcionalidades y el uso de sus dispositivos, justifica el escrutinio. La demanda pretende presionar a Apple, con su asombroso valor de mercado de 2,7 billones de dólares, para que ofrezca a los usuarios más opciones sobre cómo interactúan las aplicaciones con el hardware diseñado por la empresa.

Apple ha negado las acusaciones, y el portavoz de la compañía ha declarado: «Esta demanda amenaza lo que somos y los principios que distinguen a los productos de Apple en mercados ferozmente competitivos.» Además, el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Michael Kikukawa, afirmó el apoyo del presidente Biden a la aplicación de las leyes antimonopolio para garantizar una competencia leal.

La demanda del Departamento de Justicia pretende aplicar cambios dentro de Apple, que podrían implicar medidas para reducir el tamaño de la empresa o reestructurar sus operaciones. La demanda pretende fomentar la competencia en los mercados de teléfonos inteligentes, reducir las tarifas para los desarrolladores y potenciar la innovación en el sector.

En respuesta, los representantes de Apple han indicado que defenderán que se tenga en cuenta el mercado mundial de teléfonos inteligentes, donde el iPhone tiene una cuota menor en comparación con su dominio en Estados Unidos.

El último informe de IDC indica que la cuota de mercado global de Apple ha alcanzado el 24,7 por ciento en 2023 en todo el mundo. Samsun, Xiaomi, Transsion, Vivo, entre otros, son los principales fabricantes de smartphones en las primeras posiciones.

La demanda destaca casos en los que Apple supuestamente obstaculizó a los competidores suprimiendo tecnologías que podrían haber aumentado la competencia, como aplicaciones de mensajería, smartwatches y carteras digitales. La demanda también hace referencia a comunicaciones del difunto cofundador de Apple, Steve Jobs, que sugieren esfuerzos para encerrar a desarrolladores y consumidores en el ecosistema de Apple.

Apple se ha enfrentado al escrutinio antimonopolio y a desafíos legales en varias regiones, como Europa, Japón y Corea. En Europa, el modelo de negocio de la App Store de Apple se ha enfrentado a una intervención reguladora, con la reciente entrada en vigor de la Ley de Mercados Digitales, cuyo objetivo es promover la competencia permitiendo a los desarrolladores ofrecer sus propias tiendas de aplicaciones sin pagar comisiones a Apple.

El resultado de la demanda contra Apple podría tener implicaciones significativas no sólo para el gigante tecnológico, sino también para el panorama más amplio de la competencia en el mercado de los teléfonos inteligentes.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorLa tienda digital de ChatGPT está inundada de chatbots ilegales
Artículo siguienteGartner: Los riesgos relacionados con IA experimentarán los mayores aumentos de cobertura de auditoría en 2024