Intel recibirá US$3.500 millones para fabricar chips para el ejército de Estados Unidos

El acuerdo, financiado por la Ley CHIPS, convertirá a Intel en uno de los mayores contratistas de defensa de Estados Unidos.

0
10

Cuando en 2022 se aprobó la Ley CHIPS, dotada con 52.000 millones de dólares, se dio por hecho que Intel recibiría una parte considerable de esos fondos para contribuir a sus planes de expansión en Estados Unidos. Recientemente se informó de que la empresa recibiría hasta 10.000 millones de dólares como parte de ese acuerdo. Un nuevo informe afirma que Intel también recibirá hasta 3.500 millones de dólares para fabricar chips para los programas militares y de inteligencia en nombre del gobierno estadounidense. El acuerdo transformará inmediatamente a Intel en uno de los mayores contratistas de defensa de Estados Unidos.

La noticia del acuerdo procede de Bloomberg, que informa de que los fondos se incluyeron en un nuevo proyecto de ley de gastos aprobado recientemente en la Cámara de Representantes, cuya aprobación por el Senado se espera en breve. Los fondos se entregarían a lo largo de tres años para un programa llamado «enclave seguro». Según Bloomberg, esta cantidad de dinero extrajo de los 39.000 millones de dólares de la ley CHIPS, destinada a impulsar el negocio de los semiconductores en Estados Unidos. Al parecer, Intel había pedido entre 3.000 y 4.000 millones de dólares para el proyecto, por lo que parece que ha cumplido su deseo. No está claro si estos nuevos 3.500 millones de dólares forman parte de los 10.000 millones que estaba previsto que recibiera o si se suman a ese fajo de billetes.

Como siempre ocurre con los programas militares, no hay muchos detalles sobre lo que Intel podría estar construyendo para el gobierno. Sin embargo, Tom’s Hardware señala que el objetivo del programa es aumentar la estabilidad de la cadena de suministro de semiconductores invirtiendo en proveedores estadounidenses como Intel, frente a empresas extranjeras más propensas a la inestabilidad geopolítica, como Taiwán. Intel también confirmó a Tom’s que ha firmado un acuerdo de 1.000 millones de dólares con el Departamento de Defensa para un programa diferente, por lo que es evidente que Intel ya está cosechando algunos éxitos al introducirse en este nuevo mercado.

Informes anteriores sobre este programa afirmaban que Intel construiría nuevas instalaciones, que serían designadas como «enclaves seguros», lo que indica que estarían aisladas del resto de edificios de la empresa para mantener estrictas normas de seguridad. Se espera que Intel construya estas nuevas instalaciones en su planta de Arizona, pero Intel no ha confirmado estos planes. Es probable que a TSMC no le haga ninguna gracia, ya que tiene una fábrica en Arizona y también ha solicitado subvenciones de la Ley CHIPS, pero de momento no se ha anunciado nada al respecto. Sin embargo, el fabricante de chips GlobalFoundries ha sido seleccionado para recibir 1.500 millones de dólares de los fondos de la Ley CHIPS, lo que convierte a Intel en el mayor receptor de fondos gubernamentales hasta la fecha.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital Online

Custom Text
Artículo anterior¿Qué nos espera en impresión y videoproyección?
Artículo siguienteMicrosoft lanza actualización KB5001716 para Windows 10 dotado de una interfaz de usuario