Sam Altman se reincorpora al consejo de OpenAI tras una investigación que le exculpa de irregularidades

0
10

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Sam Altman, el prominente consejero delegado de OpenAI, se reincorporará al consejo de administración de la empresa apenas unos meses después de haber sido destituido en medio de dudas sobre su liderazgo.

La decisión se produce después de que una investigación independiente encargada por el consejo de administración de OpenAI no hallara pruebas de mala conducta que justificaran la destitución de Altman.

La investigación, llevada a cabo por el bufete de abogados WilmerHale, incluyó entrevistas con miembros del consejo y empleados, así como una revisión de más de 30.000 documentos. La investigación se inició en noviembre, después de que Altman fuera destituido abruptamente de su cargo en lo que algunos describieron como un «golpe en la sala de juntas».

Sin embargo, Altman regresó como Consejero Delegado sólo cinco días después y aceptó cooperar con la investigación. Como parte del acuerdo, dos miembros del consejo que habían votado a favor de su destitución dimitieron y fueron sustituidos por consejeros independientes encargados de supervisar la investigación.

El presidente del consejo expresa su confianza en el liderazgo de Altman
En un comunicado hecho público el viernes, el presidente del consejo, Bret Taylor, expresó su confianza en el liderazgo de Altman, afirmando que la investigación había concluido que él y el cofundador Greg Brockman «son los líderes adecuados para OpenAI». La medida indica que es probable que el próximo informe de WilmerHale disipe cualquier duda persistente sobre la conducta de Altman.

La reincorporación de Altman al consejo es un acontecimiento importante para OpenAI, que ha estado a la vanguardia del campo de la inteligencia artificial, en rápida evolución. Bajo la dirección de Altman, la empresa ha dado grandes pasos en el desarrollo de tecnologías de IA de vanguardia, como el popular modelo de lenguaje ChatGPT.

Sin embargo, OpenAI también se ha enfrentado al escrutinio por su rápido crecimiento y las posibles implicaciones sociales de su trabajo. Algunos críticos han expresado su preocupación por la concentración de poder en manos de unas pocas empresas de IA y la necesidad de una mayor transparencia y supervisión en el desarrollo de estas tecnologías.

La investigación sobre la conducta de Altman y la decisión de la junta de destituirlo habían suscitado dudas sobre la gobernanza y los procesos de toma de decisiones en OpenAI. El carácter no lucrativo de la empresa y su misión declarada de garantizar que la IA beneficie a toda la humanidad también han sido objeto de escrutinio, y algunos la acusan de dar prioridad a los intereses comerciales sobre el bien público.

OpenAI nombra a tres nuevos miembros del consejo para abordar los problemas de diversidad
Además de reincorporar a Altman, OpenAI también anunció el nombramiento de tres nuevos miembros del consejo, todos ellos mujeres, en un aparente esfuerzo por abordar las preocupaciones sobre diversidad y representación. Las nuevas consejeras son Sue Desmond-Hellmann, ex directora ejecutiva de la Fundación Bill y Melinda Gates; Nicole Seligman, ex presidenta de Sony Entertainment; y Fidji Simo, directora ejecutiva de Instacart.

Es probable que la incorporación de estas figuras de alto nivel al consejo refuerce la credibilidad y experiencia de OpenAI en ámbitos como la sanidad, el entretenimiento y el comercio electrónico.

Fuente WEB | Editado por CambioDigtal OnLine

Custom Text
Artículo anteriorTrabajo en tribus: el nuevo estilo que potencia la agilidad organizacional
Artículo siguienteLa desinformación por deepfake aumentó 130% en X