Cat 6A: la asombrosa solución de par trenzado versátil y eficiente

0
7

Cat 6A es versátil, eficiente y desempeña un papel importante en el avance de la infraestructura de red. Pero antes de analizar las ventajas de Cat 6A, hablemos de la importancia de la versatilidad como concepto estratégico.

El lubricante WD-40®, cuyo propietario, marca y fabricante es WD-40 Manufacturing Company de San Diego, California, es uno de los productos más versátiles del mercado actual, pero no se suponía que lo fuera. Se desarrolló para resolver un problema concreto, y nada más. Originalmente se desarrolló como disolvente y desengrasante para prevenir la oxidación en la industria aeroespacial.

Eso fue en 1953. Hoy en día se conocen cientos de usos para el WD-40… y a la gente se le ocurren otros nuevos todo el tiempo. ¿Una bisagra que chirría? WD-40. ¿Quieres limpiar los insectos de la rejilla de tu coche? WD-40. ¿Tienes malas hierbas en el césped? WD-40, y la lista es interminable. Si por algo es conocido el WD-40 es por su versatilidad, que va mucho más allá de su propósito original.

Muchos consideran que Cat 6A es el cable de par trenzado más versátil que existe -y con razón- y, al igual que el WD-40, también sigue encontrando nuevos usos más allá de su propósito original.

Verá, Cat 6A también se desarrolló para resolver un problema concreto: conseguir 10 Gigabit Ethernet a 100 metros. Para ello, necesitábamos desarrollar una mejor mitigación de la distorsión externa a medida que el ancho de banda de la aplicación pasaba de 250 MHz a 500 MHz.

Mitigación de la distorsión externa. Ese es el impulso. Sin ella, no hay Cat 6A. Pero gracias a ella, tenemos la capacidad de desplegar innumerables aplicaciones empresariales con la confianza de que estos diferentes sistemas funcionarán de forma coherente según lo previsto.

Esto es especialmente cierto a medida que la conectividad pasa de la pared al techo. Cuando se piensa en la variedad y complejidad de estas distintas aplicaciones -como Wi-Fi 6, redes inalámbricas en edificios y multitud de dispositivos PoE- resulta fácil entender por qué se necesita la infraestructura más robusta disponible.

Hoy en día, parece que todo funciona con par trenzado. La infraestructura propietaria ha convergido: el cableado de cuatro pares soporta ahora la mayoría de las aplicaciones de los edificios, lo que da lugar a edificios inteligentes y a una forma totalmente nueva de gestionar estas aplicaciones.

Desde servicios de audio y video hasta redes inalámbricas de interior, pasando por LAN por cable, automatización de edificios, redes de sensores y control de accesos, Cat 6A tiene casi tantos usos «fuera de etiqueta» como el WD-40.

Por supuesto, no todas las aplicaciones necesitan Cat 6A -o su ancho de banda de 10 gigabits- pero muchas necesitan al menos varios gigabits, y no siempre se sabe desde el principio qué aplicaciones se necesitarán en cada tramo de cable.

Muchas veces, la gente que intenta ahorrar dinero (o simplemente llevar la contraria) afirma que casi todo puede funcionar con el viejo Cat6 y que muy pocas aplicaciones requieren velocidades superiores a 1 gigabit.

Sin embargo, lo más importante es este simple hecho: no tenemos ni idea de qué nuevas aplicaciones ejecutaremos en nuestras redes en las próximas décadas. Hace veinte años, necesitábamos Cat 6A para hacer una cosa. Hoy en día, hay un sinfín de aplicaciones que se ejecutan a través del par trenzado, muchas de las cuales requieren las excepcionales capacidades de Cat 6A y nada menos. Con la reciente explosión de la inteligencia artificial y la evolución en curso de los edificios inteligentes, los que todavía promueven Cat6 sobre Cat 6A se están quedando rápidamente sin razones sólidas para su preferencia.

Cuando se observan las distintas normas ratificadas en los últimos años, se empieza a ver un hilo común en el que Cat 6A se recomienda o se exige. Es sólo cuestión de tiempo que esta especificación se generalice a todas las aplicaciones y espacios que dependen del par trenzado para su infraestructura.

Desde aplicaciones como Wi-Fi 6 y PoE++ hasta espacios como centros de datos, centros de salud y educación, la fuerte recomendación de Cat 6A sigue creciendo y evolucionando.

Veamos algunas de las aplicaciones que impulsan la demanda de versatilidad y capacidades para las que Cat 6A es más adecuada:

Wi-Fi 6/6E: Aunque el cableado Cat5e y Cat6 podría soportar las primeras implementaciones de Wi-Fi 6 con 2,5GBASE-T o 5GBASE-T, no se espera que esto ocurra en el futuro. Los puntos de acceso 802.11ax (Wi-Fi 6) actuales permiten una velocidad máxima de 6,77 Gbps, lo que requiere una conexión 10GBASE-T para soportar la mayor velocidad de datos posible. TSB-162-A, Telecommunications Cabling Guidelines for Wireless Access Points (Directrices de cableado de telecomunicaciones para puntos de acceso inalámbricos), también recomienda tender al menos cableado Cat 6A o superior a todos los puntos de acceso inalámbricos.

Computación de alto rendimiento y computación de borde: Muchos sectores industriales utilizan actualmente plataformas de computación de alto rendimiento para dar soporte a aplicaciones que requieren un gran ancho de banda, como el streaming de video, las imágenes médicas, las aplicaciones centralizadas, los gráficos de gama alta, las tecnologías de visualización y la agrupación de datos. Además, la computación de borde sigue creciendo a medida que las aplicaciones avanzadas la demandan.

La capacidad de datos ampliada de Cat 6A será clave para habilitar estas capacidades.
Redes de área de almacenamiento (SAN)/almacenamiento conectado a red (NAS):
10-Gigabit Ethernet permite una infraestructura rentable y de alta velocidad tanto para el almacenamiento conectado a la red (NAS) como para las redes de área de almacenamiento (SAN). Ethernet de 10 Gigabits puede ofrecer una capacidad de transporte de datos equivalente o superior con latencias similares a muchas otras tecnologías de redes de almacenamiento, como Fiber Channel, ATM OC-3, OC-12 y OC-192, e InfiniBand.

Colaboración multisitio: están surgiendo herramientas de colaboración que permiten a los participantes en una conferencia escribir o dibujar en una diapositiva en blanco, conectarse a un sitio web y entablar una comunicación privada con el anfitrión de la conferencia o con cualquier otro participante. Estas herramientas de colaboración requerirán cada vez más ancho de banda, y las conexiones Ethernet de 10 Gigabits serán el enlace principal para permitir la colaboración multisitio dentro de una empresa.

Computación en red: La computación en red pone la potencia «sobrante» de las CPU de los ordenadores de sobremesa a disposición, a través de la red, de los grandes trabajos que la necesitan. La computación en red proporciona efectivamente la potencia «a través de la red» para dar soporte a dichas aplicaciones. Esto exige conexiones de alta velocidad entre las plataformas informáticas participantes, lo que convierte a Cat 6A en la opción Ethernet lógica.

Hacia una red empresarial más resistente y preparada para el futuro
Si echamos la vista atrás y observamos la versatilidad y el rendimiento del cableado Cat 6A, veremos que ha permitido el desarrollo e implementación de muchas aplicaciones que requieren un gran ancho de banda y de las que las empresas de hoy en día no pueden prescindir. Y aún no ha terminado: sigue siendo la infraestructura recomendada para las nuevas construcciones modernas y promete seguir siendo relevante durante muchos años. Prueba de ello es el volumen de ventas, que sigue creciendo casi dos décadas después del borrador inicial de la norma.

Aunque es posible que nunca pueda preparar completamente su red empresarial para el futuro, puede asegurarse de que esté preparada para el futuro con la estrategia de infraestructura adecuada.

Cat 6A es versátil y eficiente. Piense en ella como el WD-40 de la infraestructura de red.

Autor: Mike Rearden, director de Desarrollo de Mercados y Estrategia de Soluciones.

Custom Text
Artículo anteriorCirque du Soleil y Epson se unen para conceptualizar el futuro de los eventos inmersivos
Artículo siguienteAbside recibe la certificación Great Place to Work (GPTW)