El futuro del sector agropecuario: las nuevas tecnologías en el campo

La lista de beneficios que ofrece la tecnología en la agricultura es amplia, desde learning machine hasta big data, el panorama de la tecnificación del sector cada vez aumenta más. . En el más reciente Kōrerorero, conversatorio virtual realizado por Education New Zealand y New Zealand Trade and Enterprise Se analizó el panorama y las perspectivas del agritech, sector que tecnifica el campo.

0
251

La tecnología se ha convertido en una herramienta distintiva en los procesos del agro. Por ejemplo, con el machine learning se puede hacer reconocimiento facial de los animales, identificando niveles nutricionales y hasta enfermedades. A través del uso de drones, la fumigación es más efectiva y precisa. Implementando la inteligencia artificial y el Big Data combinados, se logra enviar información en tiempo real sobre el estado de los cultivos para así optimizarlos y evitar afectaciones en los mismos. Estas y otras innovaciones al servicio del área agropecuaria, se conoce como agritech.

Este tema, además de pertenecer a la agenda de transformación digital en el mundo, está alineada con los Objetivos del Desarrollo Sostenible y las estrategias de Hambre Cero y Seguridad Alimentaria de la Organización de las Naciones Unidas. Agritech se posiciona como un sector con potencial para los ojos de los inversionistas. En Colombia, desde el gobierno se vienen impulsando políticas públicas y atrayendo capital extranjero como, por ejemplo, el del Fondo de Prosperidad para El Reino Unido que invierte alrededor de 26.000 millones en agricultura y agritech.

Asimismo, entidades académicas vienen trabajando con el fin de potenciar y obtener mayores beneficios del ámbito agrícola y agroindustrial, pues este podría ser uno de los caminos para restablecer la economía en la región y en el país. Bajo este eje temático se desarrolló el segundo Kōrerorero o conversatorio virtual de Education New Zealand y New Zealand Trade & Enterprise, donde se resaltaron las técnicas, modelos y metodologías de enseñanza que se adelantan en Nueva Zelanda y cómo estas podrían combinarse y funcionar en el panorama post Covid latinoamericano.

“Fue un enriquecedor evento donde contamos con las intervenciones de importantes panelistas como Mel Poulton, New Zealand Special Agricultural Trade Envoy y académicos de universidades con importante recorrido en materia agrícola como  el Dr. Hugh Bigsby, Decano de la Facultad de Agronegocios y Comercio de la Universidad de Lincoln, así como la asistencia del Profesor de Agronegocios de la Universidad de Massey, Dr. Hamish Gow y el Director General de Mercados Emergentes e Innovación en Livestock Improvement Corporation, Simon O’Conor”, comentó Javiera Visedo, Directora de Educación de Education New Zealand para Chile y Colombia.

El panorama del sector agritech según los expertos
Por un lado, el agro ha sido uno de los menos afectados por la crisis sanitaria global. Por ejemplo, en Colombia, el PIB agropecuario creció un 4% en comparación con los demás sectores que tuvieron contracciones hasta del -15.7%, según información entregada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). Por otro, en el primer semestre del año las exportaciones de productos como aguacate, carne bovina, ganado, panela y otros no tradicionales del agro tuvieron un incremento de 10% en comparación con en el mismo periodo de 2019, según indicó el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Por estas razones y las descritas a continuación, resulta acertado desarrollar estrategias enfocadas en el sector agritech:

Ventajas: En la actualidad existen máquinas capaces de identificar focos de maleza en los campos y determinar la cantidad de herbicida necesario para controlarla, otras que miden las condiciones climáticas de los viveros, las cuales generan alertas en los aumentos o disminuciones de temperatura que afectan a las plantas.

“Este tipo de tecnologías ayudan al ahorro de agroinsumos hasta en un 95% o incluso a prevenir una pérdida catastrófica del cultivo para los productores. Actualmente contamos con grandes herramientas para el cuidado animal, la alimentación de los pecuarios y el mejoramiento de sistemas agrícolas, entre otros”, comentó Diego Rodrigues del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, quien hizo parte del grupo de panelistas del evento virtual, y que se encuentra en Nueva Zelanda realizando una pasantía doctoral.

Intercambio de conocimientos: Si bien la tecnología es un importante elemento que facilita los procesos, reduce tiempos y hasta suple posiciones, en el campo se necesitará de los conocimientos humanos. Por esta razón, es preciso actualizar las habilidades de las personas para que estén en la capacidad de identificar realmente los problemas y dar las soluciones adecuadas.

“No es simplemente contar con tecnología  e incorporar la ciencia, la analítica de datos o la inteligencia artificial, sino tener la ayuda de personas con el conocimiento de interpretar cada uno de los datos y la información que nos proporciona la ciencia. Esos son los tipos de profesionales que buscamos formar en Lincoln”, expresó Hugh Bigsby, Decano de la Facultad de Agronegocios y Comercio de la Universidad de Lincoln.

Medioambiente: ¿Cómo balancear agricultura y producción diaria con prácticas sostenibles en las granjas? Esta es una de las preguntas que responde el agritech y es por esto que los agricultores deben comenzar a ver cómo los datos y la ciencia ayudan al sector.

“Una de las cosas que estamos impulsando en Nueva Zelanda es la producción de alimentos  de manera  sostenible basándonos en la producción de estos de una forma en que se logre aumentar la calidad de los productos. Esto lo hacemos a través del mejoramiento de la calidad de agua que se suministra a los animales y que se emplea en los cultivos”, dijo por su parte Mel Poulton, New Zealand Special Agricultural Trade Envoy.

Lo que demandan los consumidores: Las prácticas sostenibles están dentro de los principales intereses de una generación más consciente y preocupada por temas como el cambio climático, la crueldad animal o la preservación del medioambiente.

“Hoy, los consumidores ejercen mucha presión sobre los productores en torno al bienestar animal, la calidad del agua y el trato ético para las personas que trabajan en las granjas. Ellos están interesados en saber cómo están producidos los alimentos que consumen y de dónde vienen los productos que llegan a su despensa”, agrega Bigsby.

Brechas por cerrar: Finalmente se requiere de un gran esfuerzo en términos de llevar conectividad y este tipo de tecnologías al campo y la ruralidad con las cuales se puedan optimizar y monitorear los espacios. Para Simon O’Conor, Director General de Mercados Emergentes e Innovación en Livestock Improvement Corporation, este es el mayor desafío que enfrentan los países de la región.

En este link podrá encontrar el Kōrerorero completo.

Fuente: Education New Zealand y New Zealand Trade & Enterprise

Artículo anteriorInnovación educativa y digitalización son clave para cerrar brechas post Covid19
Artículo siguiente¿Puedo tener privacidad y seguridad? Privacidad de la dirección MAC en público