Seis claves para el futuro de las redes de banda ancha

El almacenamiento de datos y las arquitecturas de red flexibles tendrán mayor importancia debido al trabajo remoto y las nuevas conexiones en zonas rurales.

0
34

Las tendencias más importantes que impulsarán las redes de banda ancha este año son una extensión de los avances que hemos visto en 2021. En particular, hemos definido seis áreas que dirigirán la evolución tecnológica: el crecimiento continuo del ancho de banda, la ampliación del acceso a la banda ancha, la expansión del despliegue de la fibra, los aumentos en DOCSIS y DAA, el aumento de la inteligencia en el software de cloud-native network (gestión de redes nativas de la nube) y el diseño cambiante de la tecnología de banda ancha moderna.

Crecimiento del ancho de banda
Durante la pandemia, el ancho de banda en América Latina creció un 32%, de acuerdo al informe “Redes en tiempos de coronavirus” realizado por la consultora TeleGeography. El aumento se generó por el teletrabajo, la educación a distancia y la migración digital a la «nueva normalidad» con cada una de las olas de COVID. Si esta tendencia continúa en los próximos años, será necesario añadir una mayor capacidad de red a medida que la gente suba cada vez más videos a la nube y utilice más comunicaciones bidireccionales de gran ancho de banda, como las videoconferencias.

Mientras nos enfrentemos al crecimiento del trabajo a distancia y la escolarización remota, también aumentarán la demanda de los clientes y las expectativas de mayores niveles de ancho de banda en los picos del tráfico en Internet. La interacción en la red durante las horas de mayor actividad produce congestión y tiempos de respuesta más largos, lo que se traduce en una mayor latencia y fluctuación (jitter). Los proveedores de servicios darán prioridad a la innovación que mejore la calidad general de la red y la satisfacción del cliente.
En el futuro, veremos cómo los acuerdos de nivel de servicio (SLA) se amplían más allá de los rangos actuales para adaptarse a estos hábitos de uso cambiantes; a su vez, estos acuerdos de nivel de servicio más elevados darán lugar a nuevos servicios que requieren mucho ancho de banda, como la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR).

En el 2022 veremos redes capaces de soportar videos y documentos en la nube.

Acceso a la banda ancha
Además de aumentar los anchos de banda, los próximos años también supondrán un impulso para una distribución más generalizada del servicio de banda ancha a muchas zonas desatendidas. Conforme al BM, menos del 50 % de la población de América Latina y el Caribe tiene conectividad de banda ancha, un problema que ameritó iniciativas de modernización, como el caso de Colombia, donde se busca crear empresas públicas que proporcionen banda ancha y mejoren la conexión a nivel nacional.

Nuevos proyectos de esta índole impulsarán la tecnología y la venta de dispositivos en general, a medida que más personas accedan a la banda ancha. Veremos cómo los XGS PON basados en fibra y los DOCSIS 3.1 basados en coaxial llegarán a muchas zonas que no han experimentado antes los servicios de banda ancha de alta calidad, incluidas las comunidades rurales y los centros urbanos. Estas inversiones crearán un efecto de red y de despliegue, con el respectivo aumento de los ingresos que podrían ofrecer la oportunidad de añadir más personal a los operadores de la región.

También vemos un incremento en el nivel de competencia en el acceso a la banda ancha. Y una carrera entre las empresas que compiten por ofrecer servicios de banda ancha desde el espacio cercano. SpaceX ha ampliado su constelación de satélites de órbita terrestre baja con el lanzamiento de los satélites Starlink desde Florida. Amazon anunció recientemente sus planes de construir satélites de Internet en 2022 que proporcionarán Internet de alta velocidad a cualquier parte del mundo.

Estos hitos aumentarán la presión sobre los operadores tradicionales existentes para encontrar el equilibrio adecuado en la actualización de sus redes. Dicho esto, estas redes de cable incumbentes tendrán diferentes tipos de límites en los tipos de servicio que proporcionan a los suscriptores.

Con todo el crecimiento del ancho de banda que se ha descrito anteriormente, CommScope Broadband está centrando sus esfuerzos en cuatro áreas clave para el futuro: despliegues de fibra, despliegues DOCSIS, software de gestión de redes inteligentes y adopción de nuevas tecnologías.

Despliegue de fibra
Para muchos operadores, los despliegues de fibra crecerán rápidamente en los próximos años. Por ejemplo, algunos operadores de cable están planificando despliegues de HFC más profundos de fibra para ayudar a reducir el tamaño de los grupos de servicio y la congestión. Estos despliegues utilizarán Ethernet y PON para proporcionar conectividad a los nodos DAA en el futuro. Algunos operadores de telecomunicaciones y de cable que ya están desplegando soluciones PON, probablemente ampliarán esas soluciones a más regiones rurales. Otros operadores de cable empezarán a pasar de soluciones de banda ancha basadas en cable coaxial a soluciones de banda ancha basadas en PON (como XGS PON).

Estas transiciones ya están comenzando, y CommScope ya está abordando las necesidades de esta transformación a través de muchas líneas de productos diferenciados. Los despliegues de fibra requerirán los sistemas de cableado de fibra óptica y las soluciones de conectividad (terminales, cierres de empalme de fibra, etc.) que ofrece CommScope. Con las OLT basadas en nodos y las OLT basadas en estantes (shelf) que admiten las tecnologías como XGS PON, CommScope proporcionará las tecnologías clave que necesitan los operadores en sus despliegues de fibra durante muchos años.

Evolución de DOCSIS y DAA
2022 será un gran año para DOCSIS, ya que se inicia el despliegue de las últimas fases de las características de DOCSIS 3.1. Habrá muchas actualizaciones de aumento de ancho de banda a 85 MHz de subida con división media y 204 MHz de subida con división alta y 1,2 GHz de bajada. Muchas de estas mejoras son una respuesta directa al aumento del ancho de banda, especialmente en el tramo ascendente. También veremos una mayor habilitación de los canales DOCSIS 3.1 OFDMA y OFDM. Estas actualizaciones finales de DOCSIS 3.1 serán el puente entre las redes actuales y las redes DOCSIS 4.0 de dentro de 2 o 3 años.

También va a ser un momento emocionante para los gamers, con la entrada en funcionamiento de DOCSIS de baja latencia (LLD). Prevemos que la activación de LLD será una nueva fuente de ingresos para los operadores que se dirijan al segmento de los videojuegos, así como un conjunto de características competitivas que mejorarán la experiencia general de la banda ancha.

Esperamos que los operadores de cable continúen con su tendencia a desplegar arquitecturas de acceso distribuido (DAA). Estas DAA sientan las bases para futuras inversiones tecnológicas, como los mayores anchos de banda de las soluciones DOCSIS 4.0. Hemos observado un repunte pronunciado en los operadores que deciden saltar directamente a las arquitecturas MACPHY remotas. Sin embargo, la clave para la gran mayoría de los operadores es la flexibilidad para elegir la arquitectura y la vía que mejor funcione con su red única, una opción que puede alcanzarse con soluciones como RxD, que permite actualizar un despliegue de Remote PHY a Remote MACPHY a través del software. Estas innovaciones tecnológicas proporcionarán a los operadores muchas formas de conseguir el DAA que deseen.

Software de gestión de redes nativas de la nube
El objetivo del futuro software de gestión de redes es aprovechar la mayor disponibilidad de los análisis de streaming recopilados de muchos dispositivos DAA en campo. Esto proporcionará un acceso más rápido a muchos más datos abarcando más parámetros operativos de la red como nunca antes. El software virtualizado en la nube utilizará técnicas de IA/ML de reciente desarrollo para digerir rápidamente los datos e identificar problemas inminentes en la red CIN o la planta HFC o la red DOCSIS o la red PON. Estos sistemas automatizados de gestión de la red corregirán los problemas antes de que los usuarios empiecen a notar los efectos negativos.

En general, este enfoque garantizará que las futuras redes se supervisen y ajusten continuamente para lograr un rendimiento óptimo.

Ante el futuro, este tipo de software podría utilizarse también para gestionar redes en el hogar, para empresas y lugares públicos. Es posible que veamos más modelos basados en suscripciones en los que los equipos de TI puedan ofrecer una experiencia excepcional al usuario, aprovechando las herramientas de resolución de problemas del software como servicio habilitado por la IA. Las plataformas de monitorización integrales que proporcionan un soporte automatizado con fallos robustos serán fundamentales en la gestión de los sistemas de antenas distribuidas y small cells.

Diseño tecnológico
Uno de los mayores retos para los proveedores en el año anterior fue el diseño de productos de red de banda ancha en una época de escasez. Pero la modularidad y la eficiencia han surgido como respuesta directa a las limitaciones globales de la cadena de suministro y son algunas de las tendencias que continuarán este año. Además, la mejora de la huella carbono de los dispositivos y componentes es una parte importante del modo en que los proveedores como CommScope están abordando los retos del diseño de la próxima generación de productos de banda ancha. Por ejemplo, estamos liderando iniciativas para reducir el consumo de energía, disminuir los costes operativos y reducir nuestra huella energética. Todo ello forma parte de un movimiento más amplio para mejorar nuestra industria a través de la innovación.

Este año, así como los siguientes, se definirán por estas evoluciones e innovaciones. Sabemos hacia dónde se dirige el sector y presenciamos cómo los operadores dan los pasos necesarios para construir los cimientos del futuro, pero la clave está en los detalles.

Todavía hay muchos caminos para que los operadores entreguen sus redes del futuro y definan la forma en que miles de millones de personas en todo el mundo experimentan la banda ancha y el video. Cada una de estas seis áreas construirá esos caminos a medida que los operadores equilibren su visión más amplia con los avances tecnológicos para decidir el futuro de las redes de banda ancha.

Fuente: Hugo Ramos, Chief Regional Technologist para el Caribe y América Latina en CommScope

Artículo anteriorTransformación digital y aumento ataques cibernéticos impulsan crecimiento de firmas digitales y marcas temporales
Artículo siguienteDescubrir y defender un ataque en una única visualización