El teletrabajo rompe la barrera de los escépticos digitales en tiempos de crisis

En época de crisis como la que se está viviendo, el teletrabajo propone ventajas y una nueva visión del trabajo para aquellos que están optando por esta opción.

0
29

Debido a la emergencia de salud pública que está enfrentando el mundo, se han puesto en marcha y a consideración medidas para evitar la propagación del coronavirus. Dado que los viajes son inviables en este momento y que las personas no pueden estar en la oficina, una cosa sí está clara y es proteger y apoyar el capital humano de las organizaciones. Momentos como estos requieren la movilidad empresarial y con ella modelos de trabajo flexibles y tecnologías seguras en el lugar de trabajo remoto.

Si bien fortalecer la experiencia de los empleados en esta situación es el mayor reto que están enfrentando los líderes, es también una gran oportunidad para que todas las empresas entiendan que ya no es una opción el escepticismo frente a la transformación digital. Por el contrario, de ahora en adelante, y en la era post-coronavirus, tanto los gerentes como los colaboradores entenderán que impulsar y adoptar nuevas formas de trabajo genera un contexto resiliente a la fuerza laboral, que, gracias a la tecnología, es posible trabajar productivamente desde cualquier lugar y dispositivo.

Juan Pablo Villegas, Gerente General para Citrix Colombia comenta que, “Las ventajas del trabajo digital y modalidades flexibles como el teletrabajo son poderosas, en términos de sostenibilidad, tanto para los líderes como para los trabajadores, y así lo confirma el estudio más reciente de Citrix ‘El Trabajador digital del 2019’: el 66% de los colombianos considera muy importante la flexibilidad laboral como la posibilidad de trabajar de forma remota para ser más productivo. Es claro que los modelos de trabajo remoto no sólo retienen los mejores talentos en un mercado que es cada vez más competitivo, sino también mejoran la experiencia de los usuarios en su lugar de trabajo, elevan el bienestar humano y, por supuesto, generan el desarrollo económico organizacional”. 

 Por su parte, aquellos colaboradores que tienen la opción de trabajar de forma digital definitivamente adquieren una nueva visión del trabajo, porque:

Generan resultados a través de su propio direccionamiento, gestión y ejecución de las actividades laborales.

Aprenden a manejar cargas emocionales, el no estar constantemente con su equipo de trabajo físicamente, las relaciones interpersonales a distancia no deben generar costos emocionales, sino productividad, ya que cada quien está trabajando desde el lugar que considere más cómodo.

-Son capaces de adaptarse a cualquier cambio.

-Reconocen sus propios logros y esfuerzos al ser más productivos, eficientes y creativos.

-Al organizar autónomamente la flexibilidad de sus tiempos, son conscientes que su modalidad de trabajo no es sinónimo de ocio, sino una alternativa flexible que no le impedirá cumplir con sus objetivos y resultados.

-Están vinculados 100% a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

-Adaptan una forma flexible e integrada de entregar y administrar las aplicaciones, los escritorios, los datos y los dispositivos de la organización.

-Así las cosas, el teletrabajo, el trabajo digital, remoto y flexible abren paso a que las empresas evolucionen y se transformen no sólo para retener a su staff sino para fortalecer y optimizar los negocios.

 “Aún con esta coyuntura de emergencia de salud pública, podemos decir que el mundo laboral será cada vez más competitivo y la tecnología seguirá trayendo novedades a las compañías. Estamos más que seguros que la movilidad empresarial llegó para quedarse y para marcar la diferencia. Los espacios de trabajo digitales están conquistando la fuerza laboral móvil de la actualidad y del futuro”, concluye Villegas.

Fuente: Citrix