Cómo habilitar la protección contra ransomware en Windows 10

0
26

El ransomware es un malware desagradable que se instala en su computadora, y encripta sus documentos y otros archivos importantes. Luego exige un rescate, generalmente un pago de Bitcoin, que debe realizar para obtener la «clave» para desencriptar sus archivos.

Pero nunca es una buena idea pagar el rescate, ya que no hay garantía de que recibirá lo que los hackers le prometen.

Por ello, es crucial en estos tiempos que cada uno tome medidas preventivas para proteger sus archivos importantes de este tipo de ataques. Windows 10 tiene las herramientas para hacerlo, pero no están habilitadas de manera predeterminada.

Vale la pena señalar que, si ha instalado algún software antivirus que reemplaza a Windows Defender -el propio software antivirus de Windows 10-, no podrá usar el método que se muestra a continuación; en cambio, su propio software antivirus debería protegerlo. Sin embargo, generalmente se tiene que habilitar la protección de ransomware manualmente diciéndole al software qué carpetas proteger, así que no asuma que ya está funcionando la protección.

Como verá a continuación, es un poco complicado configurar la propia protección de Windows 10, por lo que podría preferir utilizar la protección contra ransomware ofrecida alguna solución de antivurs.

Si no desea pagar por el antivirus y está utilizando Windows Defender, debe configurar dos cosas: el Acceso controlado a carpetas y, para obtener la mejor protección posible, una copia de seguridad de OneDrive.

Cómo usar el Acceso controlado a carpetas en Windows 10
En el cuadro de búsqueda en el escritorio, escriba Seguridad. Haga clic en Seguridad de Windows para abrir la aplicación. Luego, seleccione Protección contra virus y amenazas.

Desplácese hacia abajo hasta encontrar la protección contra ransomware y haga clic en Administrar protección contra ransomware.

Seleccione el botón para activar el Acceso controlado a carpetas y luego haga clic en el enlace Carpetas protegidas.

Por defecto, todas las carpetas de usuario son agregadas a la lista, como Documentos, Imágenes, Videos y carpetas del sistema de Windows. Pero si tiene archivos en otras carpetas, simplemente haga clic en Agregar una carpeta protegida y busque la que desea proteger.

Cuando haya agregado todas, haga clic en la flecha hacia atrás y desplácese hacia abajo para ver la recuperación de datos de ransomware.

Si aún no ha iniciado sesión en OneDrive, debería ver el botón «Iniciar sesión en OneDrive«. Una vez que lo selecciona, aparece una ventana emergente donde debe ingresar su dirección de correo electrónico y contraseña para ingresar a su cuenta de Microsoft.

Esta opción no realiza copias automáticas de los archivos dentro de las carpetas en su lista de Acceso controlado a carpetas. Sin embargo, OneDrive puede copiar de manera automática los archivos nuevos que cree en Escritorio, además de los de la carpeta Documentos e Imágenes si habilita la protección de carpetas.

Para hacerlo, seleccione el icono de OneDrive en el área de notificación a la izquierda del reloj en la barra de tareas de Windows 10. Haga clic en Más y luego en Configuración.

Esto abrirá una nueva ventana donde debe hacer clic en la pestaña Copia de seguridad. Vaya a Administrar copias de seguridad y luego presione Iniciar copia de seguridad.

En la misma pestaña, puede optar por hacer una copia de seguridad automática de las fotos y videos almacenados en los dispositivos que conecte a su PC o laptop, y una opción separada para guardar las capturas de pantalla que haga en Windows.

Recuerde que OneDrive no es una copia de seguridad: es un sistema de sincronización de archivos que hace que sus archivos estén disponibles en cualquier dispositivo. Por lo tanto, si elimina un archivo de una carpeta sincronizada, se eliminará de su carpeta OneDrive. A pesar de ello, sí mantiene sus archivos a salvo del ransomware.

Permitir que aplicaciones y juegos accedan a carpetas controladas en Windows
Una vez que realice todos los pasos anteriores, probablemente encontrará que algunas aplicaciones y juegos no funcionan correctamente, porque ha impedido que cambien los archivos en sus carpetas controladas. Para permitirles acceder a esas carpetas, regrese a la aplicación Seguridad de Windows y a la pantalla de Protección contra virus y amenazas.

Haga clic en Administrar protección contra ransomware y luego en Permitir una aplicación a través del acceso controlado a carpetas.

Seleccione Agregar una aplicación permitida y luego haga clic en Aplicaciones bloqueadas recientemente. Con suerte, esto mostrará las aplicaciones que no funcionan correctamente, y así podrá agregarlas a la lista de excepciones.

De lo contrario, elija la opción Examinar todas las aplicaciones, navegue hasta donde se encuentra el archivo ejecutable de la aplicación. Es posible que deba buscar en internet si es que no lo encuentra.

Una vez hecho esto, habrá habilitado con éxito la protección contra ransomware en Windows 10.

Jim Martin, PCAdvisor