Internet de las cosas, luz verde para la constelación de minisatélites italianos

El objetivo de la empresa de Brescia, que actúa como líder de un consorcio totalmente italiano que incluye a Aviosonic Space Tech, Cover Sistemi y NPC Spacemind, es construir una constelación de satélites en miniatura (picosatélites) capaces de garantizar la conectividad de los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT) a escala mundial.

0
7

Se ha iniciado la construcción de una constelación espacial italiana de «picosatélites», de apenas 400 gramos, destinada a garantizar las conexiones del Internet de las Cosas (IoT) en todo el planeta.

El proyecto PiCO-IoT (Constelación de Picosatélites para la recuperación de datos del Internet de las Cosas) desarrollado por Apogeo Space será financiado con 262.000 euros por la Agencia Espacial Italiana (Asi) y estará operativo a partir de 2023.

«La validación de nuestra tecnología por parte de Asi es un paso muy importante para nuestra empresa, apenas unos meses después de la primera gran ampliación de capital de Primo Space, el fondo de inversión italiano dedicado a las start-ups espaciales», ha declarado Guido Parissenti, director general y cofundador de Apogeo Space.

El objetivo de la empresa de Brescia, que actúa como líder de un consorcio totalmente italiano que incluye a Aviosonic Space Tech, Cover Sistemi y NPC Spacemind, es construir una constelación de satélites en miniatura (picosatélites) capaces de garantizar la conectividad de los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT) a escala mundial.

La entrada en servicio de la constelación, en una primera fase con solo tres satélites, está prevista para el primer semestre de 2023, y a finales de ese año la constelación aumentará a más de 20 satélites y garantizará la recuperación de datos de dispositivos IoT en cualquier punto del planeta con esperas máximas de 30 minutos.

La constelación formada por satélites del tamaño aproximado de un libro de bolsillo (10x10x3 centímetros) seguirá creciendo hasta 2027, con un centenar de satélites. Esto permitirá recoger de forma rápida y barata datos de sensores o dispositivos que pueden estar distribuidos en cualquier lugar del planeta, incluso en los más inaccesibles, y ofrecer así importantes beneficios posibles a sectores como la agricultura o la vigilancia del medio ambiente.

Fuente: Web. Editado y adaptado por CambioDigital OnLine

Artículo anteriorUnit 42: Brasil es el país con más ataques de Ransomware
Artículo siguienteAccionistas de Twitter a favor de oferta de compra de Musk