La Union Europea aprueba una ley para unificar a USB-C todos los celulares, iPhone incluido, que se vendan a partir de finales de 2024

0
54

El Parlamento Europeo ha votado hoy por abrumadora mayoría a favor de imponer el USB-C como puerto de carga común en una amplia gama de dispositivos electrónicos de consumo, incluidos el iPhone y los AirPods, para finales de 2024.

USB C sobre la función Lightning
La propuesta, conocida como directiva, obliga a todos los fabricantes de electrónica de consumo que venden sus productos en Europa a garantizar que una amplia gama de dispositivos cuenten con un puerto USB-C. Un comunicado de prensa emitido por el Parlamento Europeo a primera hora de hoy afirma:

Para finales de 2024, todos los teléfonos móviles, tabletas y cámaras que se vendan en la UE tendrán que estar equipados con un puerto de carga USB Type-C. A partir de la primavera de 2026, la obligación se extenderá a los ordenadores portátiles. La nueva ley, adoptada por el pleno el martes con 602 votos a favor, 13 en contra y 8 abstenciones, forma parte de un esfuerzo más amplio de la UE para reducir los residuos electrónicos y capacitar a los consumidores para tomar decisiones más sostenibles.

Con la nueva normativa, los consumidores ya no necesitarán un cargador diferente cada vez que compren un nuevo dispositivo, ya que podrán utilizar un único cargador para toda una gama de dispositivos electrónicos portátiles de pequeño y mediano tamaño.

Independientemente de su fabricante, todos los nuevos teléfonos móviles, tabletas, cámaras digitales, auriculares y cascos, consolas de videojuegos de mano y altavoces portátiles, lectores electrónicos, teclados, ratones, sistemas de navegación portátiles, auriculares y ordenadores portátiles que sean recargables a través de un cable alámbrico, que funcionen con una entrega de energía de hasta 100 vatios, tendrán que estar equipados con un puerto USB Tipo-C.

Todos los dispositivos compatibles con la carga rápida tendrán ahora la misma velocidad de carga, lo que permitirá a los usuarios cargar sus dispositivos a la misma velocidad con cualquier cargador compatible.

Las exenciones solo se aplicarán a los dispositivos que son demasiado pequeños para ofrecer un puerto USB-C, como los relojes inteligentes, los rastreadores de salud y algunos equipos deportivos, pero se espera que la legislación se amplíe a otros dispositivos con el tiempo.

Las empresas tendrán que garantizar que las etiquetas específicas informen claramente a los consumidores sobre las características de carga de los dispositivos que compran. Para finales de 2024, la Comisión Europea también tendrá que crear requisitos para garantizar que las soluciones de carga inalámbrica sean interoperables, es decir, que los consumidores puedan utilizar las mismas soluciones de carga inalámbrica en dispositivos de diferentes empresas.

Ahora, el Consejo Europeo debe aprobar la Directiva para que pueda publicarse en el Diario Oficial de la UE. La ley entrará en vigor 20 días después de su publicación. Los productos que salieron a la venta antes de la fecha de aplicación estarán exentos de la nueva legislación.

Fuente WEB / Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorEstados Unidos ampliará esta semana los controles sobre la tecnología de chips para China
Artículo siguienteZero trust, un cambio de enfoque para garantizar el futuro de la seguridad informática