«Leonardo», el supercomputador al servicio de la investigación

En el mundo, sólo el estadounidense "Frontier", del centro de cálculo de Oak Ridge (Tennessee), el "Fugaku" del Instituto Riken japonés y el Lumi finlandés, son más potentes que "Leonardo" que queda en cuarto lugar.

0
64

Se ha levantado el telón de «Leonardo», el supercomputador 240 millones de euros que ocupa el cuarto lugar del mundo en velocidad y potencia de cálculo.

Capaz de realizar más de mil millones de operaciones por segundo, el supercomputador está al servicio de la investigación, desde la física y la astronomía hasta las ciencias de la tierra y la meteorología, y permitirá nuevas aplicaciones en sectores de vanguardia, como la inteligencia artificial y la medicina personalizada, las fuentes de energía renovables, la previsión meteorológica y el cambio climático, pasando por la genómica y los gemelos digitales de las ciudades y la Tierra, la predicción de fenómenos naturales extremos y la medicina personalizada.

Tras el montaje, que comenzó en julio con la entrega de 155 bastidores y miles de componentes, y continuó durante todo el verano en el Tecnopolo de Bolonia, el supercomputador se encendió en octubre y se inauguró en presencia del Presidente de la República, Sergio Mattarella.

Gracias a esta máquina, alojada en Italia, y al supercomputador Lumi, situado en Finlandia, Europa se está convirtiendo en una potencia informática internacional. En el mundo, sólo el estadounidense «Frontier», del centro de cálculo de Oak Ridge (Tennessee), el «Fugaku» del Instituto Riken japonés y el Lumi finlandés son más potentes que «Leonardo».

«Somos parte de la historia, no somos espectadores y con la supercomputación tenemos que estar allí donde competimos. La supercomputación es un medio, son las personas las que marcan la diferencia. Los sueños sólo son posibles gracias a grandes demostraciones de valor como las que han dado los hombres y mujeres que han trabajado en este proyecto que se ha hecho realidad», dijo la Ministra de Universidades e Investigación, Anna Maria Bernini.

Gestionado por Cineca, Leonardo está financiado a medias por la Unión Europea a través de la empresa común de computación de alto rendimiento EuroHPC y el resto por el Ministerio de Universidades e Investigación, el Instituto Nacional de Física Nuclear (Infn) y la Scuola Internazionale Superiore di Studi Avanzati (Sissa).

Leonardo llega a la capital de Emilia-Romaña también gracias a las inversiones de la Región de Emilia-Romaña en la Tecnópolis, la ciudadela de la ciencia donde ya se encuentran el Centro de Datos del Centro Meteorológico Europeo y la Agencia Meteorológica Italiana y donde tendrán su sede el iFab-Fundación Internacional de Big Data e Inteligencia Artificial para el Desarrollo Humano, centros de investigación como el Infn, el Cineca y el CNR, con la llegada prevista a Bolonia de unos 1.500 investigadores de todo el mundo.

«El supercomputador estará a disposición de la comunidad científica y será también uno de los principales nodos de la futura infraestructura nacional de supercomputación que construirá el Icsc, el nuevo Centro Nacional de Hpc, big data y computación cuántica», dijo el presidente del Infn, Antonio Zoccoli.

La potencia de cálculo de Leonardo está ahora a disposición de la investigación italiana y europea, y sus aplicaciones incluyen las Ciencias de la Tierra. «La posibilidad de procesar cantidades de datos hasta ahora inimaginables abre nuevos horizontes y nuevas áreas de investigación», ha señalado Micol Todesco, jefe de la sección de Bolonia del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV).

El supercomputador permitirá, de hecho, comprender mejor las erupciones volcánicas y los maremotos.

Fuente: Web. Editado y adaptado por CambioDigital OnLine

 

Custom Text
Artículo anteriorSamsung combatirá el declive de los semiconductores con una nueva unidad de investigación
Artículo siguienteUna visión práctica del desarrollo de low-code frente al tradicional