5 motivos por lo que los Chromebooks conquistarán el mundo empresarial

Con su Chromebook, Google ha alcanzado a Apple y a Microsoft en el mercado de la educación, aumentando su cuota del cero al 60 por ciento en ocho años. Es por eso que podría replicar el éxito con las empresas

0
50

Desde el mes pasado los Chromebook tienen una oportunidad más de conquistar el mundo empresarial. De hecho, Dell anunció nuevos dispositivos con el doble de RAM y espacio de almacenamiento que los anteriores Chromebook «corporativos». Ahora tenemos Chromebooks que pueden competir con los equipos Windows en términos de rendimiento del hardware. Lo único que impide que los Chromebook despeguen es su mala reputación.

El anuncio de Dell es un buen comienzo
Gracias a la colaboración entre Google y Dell, se han creado dos nuevos Chromebook de clase empresarial. Uno es el Dell Latitude 5400 de 14 pulgadas, con un precio inicial de $699, el otro es el Latitude 5300 de 13 pulgadas con un precio inicial de $819. Ambos están disponibles con procesadores Intel Core i7 de octava generación, hasta 32 GB de RAM, hasta 1 TB de SSD de almacenamiento y LTE. Ambos vienen con Chrome Enterprise.

Las campañas publicitarias siempre enfatizan el precio más bajo posible combinado con las especificaciones más altas posibles. Pero en realidad, el Latitude 5400 con todas las opciones disponibles cuesta alrededor de $2,100, y es el modelo que yo elegiría.

La ventaja de Dell en esta oferta es sólo temporal. Estos dispositivos, de hecho,  tienen opciones para duplicar la RAM y el espacio de almacenamiento en comparación con los modelos anteriores, pero es previsible que dentro de un año otros fabricantes también ofrezcan Chromebook de gama alta con características similares.

La gran noticia es que Google y Dell han anunciado herramientas de administración basadas en la nube desarrolladas para la gestión de los Chromebook desde la empresa. Los Chromebook se gestionarán utilizando herramientas conocidas como VMware Workspace One, de una forma sencilla en comparación con el pasado. En otras palabras, Google está trabajando duro para que sus dispositivos sean más manejables y se puedan implementar de forma centralizada. Y eso lo cambiará todo.

Mientras tanto, los nuevos portátiles de Dell serán recibidos con la misma reacción que el Pixelbook de Google. Mucha gente pensará: «¿Gastar dos mil dólares en un Chromebook? Es una locura.

Porque es hora de ir más allá de la mala reputación de los Chromebooks
En los primeros años, las principales ventajas de los Chromebook eran su bajo costo y su facilidad de uso. Si un dispositivo se ha caído al suelo o ha sufrido otros daños, sólo tienes que tomar otro, acceder a tu cuenta de Google y encontrar todos tus archivos y contenido.

Sin embargo, esta propuesta de venta no convenció a las empresas. Un dispositivo barato está muy bien, pero las innumerables deficiencias iniciales de la plataforma han obstaculizado la adopción por parte de los usuarios empresariales y jefes de compra. Los Chromebook empezaron con una mala reputación y todavía la tienen, pero quizás es hora de ir más allá.

Según una famosa declaración de Steve Jobs, el PC es comparable a un camión y la tableta a un automóvil. El CEO de Apple concluyó que un éste último es más adecuado para el estilo de vida de muchas personas. Extendiendo la metáfora de Jobs a los nuevos Chromebook de Dell, se puede decir que son vehículos… con el motor de un camión. Esta clase de Chromebook puede ganar todas las carreras de resistencia.

Mientras que Chrome corriendo en Windows o Mac OS con algunas extensiones y ventanas abiertas ralentiza su rendimiento, un Chromebook de gama alta sigue siendo muy ágil  aún con 30 extensiones en ejecución y 50 ventanas abiertas.

La idea de que los Chromebooks son inútiles fuera de línea es otra falsa creencia. Por ejemplo, todas las aplicaciones de Google, como Gmail, Documentos, etc., funcionan sin conexión. Las imágenes, vídeos y otros archivos pueden almacenarse localmente y editarse sin conexión. Además, puede guardar sitios web para verlos sin conexión. La pregunta que hay que hacerse no es «¿qué pueden hacer los Chromebooks fuera de línea? sino «¿qué puede hacer una máquina Mac OS o Windows fuera de línea que no pueda hacer un Chromebook? La respuesta es: muy poco.

A lo largo de sus ocho años de existencia, el Chromebook ha pasado de ser la plataforma que ofrece menos a ser la plataforma que ofrece más. Además de ejecutar un gran número de extensiones y aplicaciones Chrome simultáneamente, los Chromebook también ejecuta aplicaciones Android, Linux y Windows.

El soporte para aplicaciones Android es excepcional y está en constante mejora, y en este momento prácticamente todas las aplicaciones Android que no requieren el sistema telefónico funcionarán a la perfección en un Chromebook de gama alta. El soporte para Linux es bueno y está mejorando. Sin embargo, el soporte de Windows aún no está maduro: básicamente requiere aplicaciones para máquinas virtuales y requieren de cierto trabajo para que funcionen.

De cero a 60 en ocho años
La historia de éxito de la plataforma de Google es la extraordinaria adquisición del mercado escolar, que en Estados Unidos vale 43 mil millones de dólares. En el pasado, la cuota de mercado de Apple en educación parecía intocable. En 2018, los Chromebooks representaban un increíble 60 por ciento de todos los dispositivos portátiles o de tableta utilizados en las escuelas primarias (hasta el nivel K-12 en EE.UU.), en comparación con el cero por ciento del primer Chromebook lanzado en el verano de 2011.

¿Pueden los Chromebook replicar el mismo éxito en las empresas? Probablemente, sí.

5 razones por las que los Chromebook tendrán éxito en los negocios
Siguiendo las tendencias corporativas de los últimos ocho años y proyectándolas en los próximos ocho, se puede ver por qué los Chromebook tienen la oportunidad de convertirse en la principal plataforma de «cliente» de hardware de las empresas.

Los gerentes de TI y de seguridad corporativa se han enfrentado a una serie de problemas de los que todavía no tienen solución. A medida que estos problemas se vuelven inmanejables, los Chromebook pueden convertirse en una opción interesante.

1. Espionaje industrial cuando se viaja al extranjero
Los gobiernos extranjeros, los competidores y los ciberdelincuentes se aprovechan cada vez más de los que viajan al extranjero por trabajo.

Los funcionarios de aduanas y de seguridad aeroportuaria pueden descargar el contenido de teléfonos y ordenadores portátiles si lo consideran necesario.

Las reuniones y conferencias de negocios se han convertido en oportunidades maduras para robar datos y propagar malware, incluso a través de redes Wi-Fi no seguras. ¿O estamos pensando en un robo de hardware a la forma antigua?.

Los Chromebook son una solución sencilla. Simplemente use Powerwash (que restaura los ajustes de fábrica con un clic) antes y después de cada viaje de negocios, y todos estos problemas se solucionarán.

En realidad, Powerwash es casi excesivo. Cada vez que un Chromebook se pone en marcha, se comprueba a sí mismo; este sistema de «arranque verificado» comprueba si algo ha sido cambiado o dañado por alguna razón y, en caso afirmativo, resuelve las anomalías por sí mismo.

Powerwash también toma medidas adicionales para eliminar el nombre de usuario de la pantalla de inicio de sesión (en caso de que alguien intente forzar un acceso) y los archivos de la memoria.

2. Ingeniería social
Ningún departamento de TI puede resolver el problema de la falibilidad humana. Siempre habrá empleados que abren ese extraño archivo adjunto de correo electrónico o insertan en el PC de la empresa la unidad USB que encontraron en el estacionamiento.

Chrome OS no puede hacer infalible a los humanos, pero puede impedir la instalación de malware. La razón es que Chrome OS es un sistema operativo «stateless», lo que significa que no cambia cuando se instalan aplicaciones y que éstas no pueden interferir entre sí (también significa que el sistema operativo no se vuelve más lento y menos estable con el tiempo). En la práctica, no hay espacio en un Chromebook para instalar malware.

E incluso si un usuario visita una página web infectada, el sistema está protegido. En el Chromebook cada ventana y cada aplicación se ejecuta en su propia «sands box». Si un usuario abre una página web infectada, el problema se aísla y se contiene. No infecta otras pestañas en las que el usuario ha iniciado sesión con recursos sensibles de la empresa.

3. La lentitud del desarrollo
El software corporativo puede tardar una eternidad en desarrollarse y distribuirse. Pero si es necesario tener una nueva característica o servicio, éstos pueden ser construidos como una extensión de Chrome, lo que significa que pueden ser desarrollados en un solo día. Además, la extensión funciona en Chromebook, dispositivos Windows y MacBook.

4. El reto de la agilidad
Todo el mundo habla siempre de agilidad, pero en realidad es difícil moverse en esa dirección. Los Chromebook pueden ofrecer agilidad al menos en el lado del cliente. Gracias al programa Grab-and-Go de Google, los usuarios pueden simplemente tomar un Chromebook de un estante, iniciar sesión, utilizar el dispositivo y volver a ponerlo en el estante al final del día. El programa es un ejemplo de lo fluido que puede ser el paso de los dispositivos dentro de la empresa.

5. Escasez de personal
Cuando hablo con administradores de TI, especialistas en seguridad y otros profesionales de la industria, la constante universal es: no tenemos suficiente gente, no tenemos suficiente dinero.

El modelo de nube en general y el modelo de Chromebook en particular ofrecen un menor costo total de propiedad (TCO), y esto es particularmente cierto con la creciente gama de herramientas de administración disponibles. Esto no se debe al precio del dispositivo, sino a la reducción significativa de las llamadas al servicio de asistencia técnica, a los menores costos de desarrollo, a la menor inversión en soluciones de seguridad (por ejemplo, la ausencia de antivirus), al mayor uso compartido de los dispositivos cliente y al menor tiempo de inactividad de los usuarios (si hay algún problema, cualquier usuario puede simplemente coger otro Chromebook y volver a trabajar).

En resumen, los administradores de TI se ven afectados por el problema de que todo se complica con el tiempo, lo que requiere más personal y más dinero. Los Chromebook ofrecen un raro ejemplo de cómo los usuarios pueden ser más fáciles de manejar.

Por todas estas razones creo que en los próximos años veremos el extraordinario crecimiento de los Chromebooks en las empresas. Google ha tenido éxito en el sector de la educación, y podría replicar el éxito en el sector empresarial.

Redacción Cambio Digital On Line