La IA de Meta aprende 4.000 idiomas gracias a la Biblia

El proyecto pretende preservar las lenguas menos conocidas.

0
29

También está el Tatuyo, una lengua hablada por apenas unos cientos de personas en el mundo, entre los idiomas que una nueva inteligencia artificial de Meta ha aprendido, gracias en parte a la Biblia.

De hecho, la empresa estadounidense ha dado a conocer su proyecto Massively Multilingual Speech (Mms), con el que pretende «entrenar» un modelo lingüístico artificial para que aprenda, poco a poco, todas las lenguas actualmente activas en el mundo, más o menos 7.000.

Gran parte del entrenamiento de Mms fue posible gracias a los diversos textos localizados de la Biblia, de los que la IA se nutrió para aprender más de 4.000 lenguas, gracias a una media de 32 horas de habla transpuesta por idioma.

Meta incluyó en el vocabulario de su proyecto lecturas en audio del texto sagrado, incluidos modismos muy limitados geográficamente, como el Tatuyo, restringido a ciertas zonas de Colombia.

Como explica Meta, el hecho de que la IA se haya entrenado con textos religiosos no impide su uso en otros contextos. La razón está puramente en la disponibilidad general de la Biblia, traducida oficialmente a cientos de lenguas diferentes, pero también adaptada a varios dialectos. Gracias a la rapidez de comprensión de la inteligencia artificial, la plataforma Mms puede reproducir síntesis del habla de 1.100 idiomas, una forma, según Meta, de preservar las lenguas menos utilizadas y salvarlas de la extinción.

«Muchas de las lenguas del mundo están en peligro de desaparecer y las limitaciones de la tecnología actual de reconocimiento y generación del habla no hacen sino acelerar esta tendencia. Imaginamos un mundo en el que la tecnología tenga el efecto contrario, animando a la gente a mantener vivas sus lenguas, ya que pueden acceder a la información y utilizar la tecnología hablando en su idioma preferido», explica la empresa en un estudio publicado en Internet.

Fuente: Web. Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorCómo detener las estafas con inteligencia artificial y machine learning
Artículo siguienteBIM: solución para la eficiencia y seguridad en construcciones