EE.UU. da un paso más hacia la prohibición de TikTok con un voto unánime

0
16

Estados Unidos está a un paso de prohibir TikTok tras una votación de 50-0 a favor de obligar a la empresa matriz de la plataforma a venderla o enfrentarse al bloqueo de la aplicación.

El voto del Comité de Energía y Comercio representa el paso más significativo hacia una ofensiva estadounidense contra TikTok, que cuenta con unos 170 millones de usuarios en el país.

La próxima semana, la Cámara de Representantes de EE.UU. acelerará la votación, que daría a ByteDance, propietaria de la popular aplicación, seis meses para desinvertir o enfrentarse a una prohibición estadounidense.

Estados Unidos tiene una relación incómoda con la aplicación. El expresidente Donald Trump intentó, sin éxito, prohibir la aplicación en 2020, pero fue bloqueado por los tribunales.

Los empleados públicos de muchos estados tienen prohibido el uso de la aplicación en los dispositivos de trabajo, mientras que el estado de Montana también ha intentado prohibirla para todos los usuarios.

La preocupación radica principalmente en el temor a que la empresa comparta datos con el gobierno chino.

El líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, declaró en X que los legisladores votarán la próxima semana «para obligar a TikTok a romper sus lazos con el Partido Comunista Chino».

TikTok mantiene que no compartirá datos estadounidenses con las autoridades, y argumenta que el proyecto de ley equivale a una prohibición y que no está claro si China aprobaría cualquier venta, o que podría desprenderse de ellos en seis meses.

‘Esta legislación tiene un resultado predeterminado: la prohibición total de TikTok en Estados Unidos’, dijo TikTok tras la votación.

El Gobierno intenta despojar a 170 millones de estadounidenses de su derecho constitucional a la libertad de expresión. Esto perjudicará a millones de empresas, negará audiencia a los artistas y destruirá los medios de vida de innumerables creadores en todo el país».

Antes de la votación, los legisladores tuvieron una sesión informativa clasificada a puerta cerrada sobre las preocupaciones de seguridad nacional acerca de la propiedad china de TikTok.

El representante Frank Pallone, principal demócrata de la comisión, dijo que su esperanza era que la ley «forzara la desinversión en TikTok y los estadounidenses pudieran seguir utilizando esta y otras plataformas similares sin el riesgo de que fueran operadas y controladas por nuestros adversarios».

El representante Mike Gallagher, presidente republicano de la Comisión Especial sobre China de la Cámara de Representantes, y el representante Raja Krishnamoorthi, principal demócrata del panel, presentaron una legislación para abordar los problemas de seguridad nacional que plantea la propiedad china de la aplicación.

TikTok podría seguir existiendo y la gente podría hacer lo que quisiera en ella siempre que exista esa separación», declaró Gallagher, instando a los inversores estadounidenses de ByteDance a apoyar una venta.

No se trata de una prohibición, sino de una operación quirúrgica para extirpar el tumor y salvar al paciente en el proceso».

La posible prohibición no ha sentado bien a los usuarios, y el Capitolio se ha visto inundado de llamadas telefónicas instando a los legisladores a no respaldarla.

Sin embargo, puede que no sea solo TikTok la que quede atrapada en la red, ya que cuando se le preguntó si el proyecto de ley podría afectar a las operaciones estadounidenses de WeChat de Tencent, que Trump intentó prohibir en 2020, Gallagher dijo que no lo diría, pero añadió que «en el futuro, podemos debatir qué empresas caen» bajo el proyecto de ley.

Sin embargo, TikTok sigue siendo popular en todo el país, incluso al más alto nivel. El mes pasado, la campaña de reelección del presidente Joe Biden se unió a la aplicación.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorDesigualdad de género en la IA: cómo puede la industria tecnológica acabar con ella
Artículo siguienteTrabajo en tribus: el nuevo estilo que potencia la agilidad organizacional