Cómo hacer frente a los desafíos que plantearán las redes en 2021

Con COVID-19 y una creciente necesidad de habilidades en SASE, SD-WAN y nube, las empresas confían cada vez más en la formación interna para proporcionar experiencia práctica.

0
17

A medida que el enfoque tradicional de redes es reemplazado por redes híbridas de nube, SD-WAN y borde, las habilidades internas no han experimentado ninguna variación. No en vano, la contratación de nuevo personal es una opción para reducir el déficit, pero hay una escasez de habilidades en la industria en este momento, y la contratación es costosa. Según McKinsey, contratar a un nuevo empleado puede costar alrededor de 30.000 dólares, y sin contar la formación. Como resultado, el 82% de los ejecutivos globales encuestados por McKinsey acuerdan que el reciclaje y la mejora de las habilidades serán, al menos, la mitad de la solución a sus carencias de habilidades.

A este desafío de habilidades se suma COVID-19. La pandemia ha incrementado la necesidad de profesionales capacitados en redes con nubes, seguridad de redes y otras habilidades esenciales. Las empresas han tenido que ampliar rápidamente sus operaciones en línea, acelerando la transición a la infraestructura y los servicios en la nube, mientras que un gran número de empleados comenzó a trabajar a distancia, lo que presionó a las VPN y otras tecnologías de acceso remoto.

Al mismo tiempo, la educación en persona se ha visto severamente restringida, al igual que los exámenes de certificación en persona y con supervisión. Por eso, y para ayudar a cerrar la brecha y proporcionar un componente práctico, muchas empresas están dando prioridad a la formación en el trabajo, la tutoría, o incluso un programa de formación en la empresa.

Ese es el enfoque que adoptó Deloitte. La empresa creó su propia academia de formación, el Deloitte Cloud Institute, no sólo para dotar a sus empleados de las habilidades técnicas que necesitan, sino también para ayudarles a entender cómo esas habilidades encajan en un negocio.

El instituto combina las certificaciones tradicionales de redes como la CCNP y la CCIE de Cisco con nuevas certificaciones de nube, tales como las certificaciones de red de Amazon Web Services (AWS) y Google Cloud Platform (GCP) o las certificaciones de seguridad disponibles en los principales proveedores de nubes a hiperescala.

¿Qué habilidades de red hay que priorizar?
Gartner estima que el 48% de los empleados trabajará desde casa incluso después de la pandemia, comparado con el 30% antes de la pandemia. El cambio al trabajo a distancia está influyendo en las prioridades de formación técnica de los departamentos de TI encargados de mantener la fuerza de trabajo de la empresa productiva y segura.

Los ingenieros de redes que se enfrentan al futuro necesitan empezar por actualizar sus conocimientos de ciberseguridad, dice Alicia Johnson, directora de consultoría para la transformación de la tecnología en Ernst & Young.

«Mejorar las normas de seguridad de la red, asegurar los cortafuegos, hacer pruebas, hay que asegurar que la gobernanza está en marcha, es lo primero», dice.

La siguiente cuestión más urgente para las empresas durante esta pandemia es que la arquitectura de la red se actualice para apoyar a los empleados que trabajan desde casa, dice. Eso incluye acomodar el aumento de las reuniones en línea. «Hoy no tenemos otra opción. Tenemos que ser capaces de diseñar una infraestructura de red de vídeo».

A largo plazo, existe la necesidad de habilidades en la nube. Cada vez más gente se está poniendo al día con la infraestructura de un proveedor de hiperescala en particular. Lo que es más difícil, dice Johnson, es encontrar personas que puedan trabajar con múltiples nubes, en lugar de tener una estrecha especialización en una plataforma en particular.

Ernst & Young ofrece cursos de formación práctica y certificaciones independientes, y tiene una política corporativa que requiere que los empleados mantengan su educación, dice Johnson. «Si los recursos necesitan aprender habilidades, son capaces de hacerlo».

Los fundamentos siguen siendo importantes, incluso en las nuevas infraestructuras basadas en la nube, añade Carl Fugate, arquitecto empresarial director del North American Cloud and Edge Center of Excellence de Capgemini.

«La mayoría de las soluciones ‘definidas por software’ de hoy en día suelen utilizar superposiciones sobre redes IP y Ethernet», dice. «Esto significa que todavía hay que entender cómo configurar y resolver problemas de las capas 1 a 3, ya que los puntos finales que se conectan a la red no han evolucionado como la red de transporte».

E incluso con los protocolos más antiguos, hay nuevas formas de gestionarlos, dice Fugate. «En el pasado, teníamos la suerte de obtener estadísticas sobre la cantidad de datos que pasaban por la red. Ahora, podemos hacer inspección de aplicaciones y monitoreo de flujo para entender el desempeño no sólo del tejido de la red en sí, sino de las aplicaciones que lo están usando».

SASE y más allá
Las tecnologías de la nube no son lo único que está dando forma a las redes empresariales. La computación de borde, SD-WAN, y el servicio de acceso seguro de borde (SASE) están aquí para quedarse.

«Si se trata de una sucursal bancaria o de un hospital con clínicas distribuidas en una amplia zona geográfica, las arquitecturas de redes tradicionales están cambiando y necesitan entender cómo pueden adaptarse a las nuevas arquitecturas», comenta Miller, de Deloitte.

Los profesionales de redes necesitan entender el papel de la SD-WAN en el núcleo del nuevo enfoque, prosigue. Ya no basta con tener las certificaciones CCNA, CCNP o CCIE de Cisco, en su opinión. «Éstas te llevarán muy lejos, pero la conectividad entre las redes empresariales y las redes en nube —ya sea una solución SaaS como Salesforce o una solución IaaS como AWS o GCP— han cambiado realmente el funcionamiento de la red», dice Miller.

Los vendedores de tecnología pueden ser una fuente de formación, en particular para tecnologías de redes específicas como SD-WAN. «Si usted ha seleccionado un proveedor SD-WAN en particular, ellos tienen entrenamiento para su implementación de SD-WAN,» dice Miller.

De hecho, los grandes proveedores de Cloud Computing, como Microsoft, Amazon y Google, ofrecen formación online en sus propias plataformas de Cloud, al igual que otras organizaciones como Udemy.