Kyndryl es una empresa independiente: se ha completado la escisión de IBM

Las nuevas acciones han sido cotizadas en la Bolsa de Nueva York

0
19

Tres días después de la finalización de la escisión de VMware de Dell, Kyndryl, que hasta ayer era la división de Servicios de Infraestructura Gestionada de IBM, ya es oficialmente una empresa independiente: sus acciones han empezado a cotizar en la Bolsa de Nueva York con el ticker KD.

Es una de las mayores escisiones de la historia de la industria informática: una empresa que nace con 90.000 empleados (88.449 para ser exactos) en 63 países, 19.000 millones de dólares de ingresos y una base de clientes que incluye el 75% de las empresas de la lista Fortune 100. Y seguirá teniendo a IBM como su mayor cliente y socio.

Tres retos clave que hay que abordar
El objetivo de modernizar las infraestructuras informáticas de los clientes sigue siendo el centro de la estrategia de Kyndryl, pero quiere ampliar su alcance.

Los ejecutivos de Kyndryl dijeron que la independencia de IBM le dará más libertad para asociarse con los grandes proveedores de TI y los hiperescaladores de la nube -Google, AWS y Microsoft-, para invertir en personas y para desarrollar servicios para mercados innovadores como el 5G, la computación de borde, la nube y la ciberseguridad.

«Tenemos la intención de seguir ayudando a algunas de las organizaciones más grandes y complejas del mundo en sus proyectos de digitalización», dijo Matt Milton, Presidente de Kyndryl US.

Kyndryl y sus clientes tienen que afrontar tres retos fundamentales, continuó Milton: mantener el ritmo de la transformación digital, implementar una base sólida de seguridad, tanto en términos de tecnología como de habilidades, y ser capaces de extraer y proteger la información útil de los datos que muchas empresas están empezando a explotar. «Es difícil imaginar que se avance en la digitalización y la computación en la nube sin replantear la arquitectura de las redes empresariales».

Seis prácticas: Redes, Nube, Aplicación-AI, Seguridad, Lugar de Trabajo Digital y Empresa Principal.
En realidad, la oferta de Kyndryl se basa en soluciones y servicios específicos de red que incluyen consultoría de red, paquetes de servicios de red gestionados y servicios de red definidos por software sobre los que las empresas establecen sus proyectos en las áreas de SD-WAN, centros de datos, sistemas departamentales y LAN.

Pero las redes y los bordes son solo una parte de la amplia cartera de Kyndryl, que en realidad incluye otras cinco prácticas de servicios gestionados globales, como los servicios en la nube (que gestionan complejos entornos de TI híbridos), las aplicaciones, los datos y la IA, la seguridad y la resiliencia, el lugar de trabajo digital y Core Enterprise y zCloud (que modernizan los entornos heredados y los amplían a plataformas híbridas, abiertas y habilitadas para la nube).

El director general: «Un mercado potencial de 500.000 millones para 2024».
Sin duda, Kyndryl se enfrenta a retos considerables. Su negocio en 2020 cayó un 4,5%, hasta los 19.350 millones de dólares, y una reciente presentación ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) afirma que hubo 5.100 clientes en 2018, 4.600 en 2019 y 4.400 en 2020.

Además, la competencia es muy numerosa y temible, con nombres como Accenture, DXC Technology, Atos, Fujitsu, Infosys, Rackspace, Tata Consultancy Services y Wipro.

Sin embargo, en su primera declaración como entidad independiente, la empresa subrayó que «los clientes siguen contratando con nosotros», citando los recientes contratos con ABN AMRO, Mondi Group, el aeropuerto internacional de Bangalore y Pitney Bowes, así como con un importante fabricante de productos químicos y un banco minorista de 72.000 millones de dólares.

«Como empresa independiente tendremos una organización más plana, y seremos más rápidos y nos centraremos más en las oportunidades de alta prioridad y en las necesidades de los clientes», escribió Martin Schroeter, ex director financiero de IBM y ahora presidente y consejero delegado de Kyndryl, en el formulario 10 de registro para la SEC. «Seremos más libres para invertir en la creación de la capacidad de servir a un mercado direccionable que esperamos que supere los 500.000 millones de dólares en 2024, impulsado por la explosión de datos, la migración a la nube para gestionar y analizar esos datos, y la urgencia de hacer más segura la información y los sistemas de información.»

Redacción CambioDigital OnLine – CWI.it

Artículo anteriorTrabajo inteligente: más trabajo, pero los empleados no quieren dejarlo
Artículo siguienteData centers bien diseñados, información estratégica a salvo