Es el momento de ser una marca sostenible

Autor: Arturo Miranda, Socio Fundador y Director General de Sparkling.

0
47
Arturo Miranda, Socio Fundador y Director General de Sparkling.

Si la población mundial sigue creciendo como se prevé y llega a los 9,600 millones en 2050, podríamos necesitar cerca de tres planetas para disponer de los recursos naturales que harían falta para sostener el estilo de vida actual. Lo anterior en parte porque se le brinda mayor importancia a la producción y rotación de productos, con el fin de que las empresas obtengan mejores beneficios, que al cuidado del ambiente.

Pero hoy las marcas deben convertirse en parte de la solución, contribuir a reducir las emisiones, los residuos y poder tener un planeta más verde, así lo piden los consumidores. Por ejemplo, el 80% de los estadounidenses consideran que las compañías tienen la responsabilidad de ayudar a resolver la crisis climática. Además, el 68 % cree que puede tener un impacto en esta crisis haciendo compras más sostenibles, según el documento Introducing the Porter Novelli Focus: Business Action for Climate Crisis.

Los clientes y usuarios esperan que el sector privado tenga un papel de liderazgo en la solución del cambio climático, están interesados en escuchar sobre sus medidas sustentables, a la vez que están dispuestos a recompensar a las marcas por hacerlo a través de la lealtad y el consumo.

Evita el greenwashing
En este panorama, las marcas buscan su propia voz en temas de sustentabilidad. Aquí el peligro es que su retórica vaya más rápido que sus acciones, lo que se conoce como greenwashing, al ofrecer una imagen no real de responsabilidad ecológica.

Incluso se calcula que el 40% de las afirmaciones ambientales publicadas por las marcas en línea podrían considerarse como confusas o no reales, lo que pone en duda la comunicación de las medidas sustentables.

Todos queremos imaginar un futuro verde, aquí la creatividad es una herramienta indispensable para lograrlo, por lo que es importante contar la historia de los cambios posibles. Para lograrlo, tienen que evitar generar la falsa idea de que la crisis climática se acaba al comprar cierto producto. Hay que ser claros y ofrecer información verdadera.

También es recomendable no sumarse a modas pasajeras, hay que asumir el compromiso a largo plazo, ir paso a paso, ser congruentes, realistas y creativos. Dimensionar el alcance de cada acción y comunicar con claridad, el cambio climático es un problema complejo que no puede solucionarse con facilidad, pero debemos ser conscientes y responsables con nuestras acciones en este tema, para formar una cultura responsable con el ambiente en nuestra empresa.

Así, para evitar que el greenwashing se instale en la comunicación de nuestra marca y propicie mensajes erróneos, es indispensable que las compañías sean transparentes y claras con lo que difunden a sus comunidades, hay que basarse en datos verificados.

Por dónde empezar
Para ser sostenible debemos empezar con nuestras políticas internas, se puede aminorar gastos al implementar, por ejemplo: medidas de reciclaje, fomentar los desplazamientos ecológicos, ofrece opciones de trabajo a distancia, además de crear un comité de sostenibilidad.

Las principales empresas y marcas alrededor del mundo están poniendo en manos de los consumidores el poder de la economía circular, invitándolos a reciclar, reutilizar, así como retornar envases y artículos usados.

Estas políticas se reflejarán en el quehacer cotidiano de nuestra compañía, lo que ayudará a ser conocida como una empresa sostenible, aspecto que mejora el clima interno. A la vez, es más atractiva para clientes y socios. En resumen, tener una cultura que fomente la sustentabilidad mejora la reputación.

Cada vez es más evidente la tendencia de que las marcas deben aportar un valor añadido. Las personas quieren sentirse bien con lo que compra, productos y servicios. En consecuencia, las compañías deben repensar sus productos e innovar para desarrollar nuevos que sean ambientalmente responsables.

Quiénes somos
Sparkling es una agencia independiente mexicana fundada en el año 2013 con la visión de ser el grupo de comunicación y marketing que más valor agregue al negocio de los clientes y al desarrollo profesional de sus colaboradores.

Su foco es desarrollar soluciones de comunicación y marketing de alta calidad a través de un proceso creativo especializado, colaborativo, comprometido y eficiente.
Sus principales clientes son Mabe, Danone, Conagra Brands, Tequila Volcán, Grupo Cinuk, Bonafont, Traxion, Sanofi y la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del TEC.

Autor: Arturo Miranda, Socio Fundador y Director General de Sparkling.

Artículo anteriorFiltración de datos afecta a miles de empleados de Puma
Artículo siguienteDigitel está presente en la Feria del Sol