¿Es Microsoft xCloud realmente el anuncio de lo que será el futuro escritorio virtual?

Los progresos que Microsoft tendrá que hacer para que su servicio de juegos xCloud funcione mejor también beneficiarán al escritorio virtual, aquí el por que.

0
93

Estamos en las primeras etapas de transferir el procesamiento local a la nube y pasar del PC moderno a algo mucho más cercano a un terminal. La semana pasada, por ejemplo, HP lanzó su nuevo Chromebook Chromebox y lo añadió a su plan DaaS (Device as a Service). Los productos basados en Chrome han anticipado una nube futura en un momento en el que Microsoft no parecía tan interesado en la «nube». Sin embargo, las cosas han cambiado radicalmente y Windows Virtual Desktop es ahora el principal contendiente para esta eventual migración.

Las soluciones de thin client han existido durante algún tiempo, pero exceptuando ciertos grupos contados y con necesidades de procesamiento modestas, siempre ha sido un nicho de mercado, debido en gran medida a la latencia y al rendimiento inalámbrico. Con 5G y Wi-Fi 6, según Qualcomm, ambos límites pronto se dejarán de ser problemáticos para las actividades empresariales. Pero el mercado necesita algo que sea un punto de inflexión, y parece ser el servicio de juegos xCloud.

Mientras que la latencia es molesta en las aplicaciones de escritorio, en los eSports competitivos es simplemente inconcebible. No puedes ser competitivo en un juego en línea si tienes demasiada latencia que daña gravemente la experiencia de juego en general. Para que los juegos en la nube funcionen, la latencia en los juegos no sólo debe comenzar en niveles bajos, sino que también debe permanecer baja sin importar cuánto se cargue el sistema y la red.

Y hablemos de cargas considerables, ya que los juegos de la generación actual requieren niveles masivos de rendimiento, niveles cada vez más realistas y una IA cada vez más potente para los NPCs (non-player character), lo que empujará los límites tanto de la red como de los servidores que proporcionan el servicio. Todas estas necesidades también están obligando a Microsoft a replantearse el diseño de estos servidores para optimizar estas cargas pesadas.

Para asegurar que xCloud funcione bien, Microsoft tendrá que trabajar duro para reducir la latencia, pero también para asegurarse de que permanezca baja sin importar cómo esté cargado el sistema. Y como los juegos en línea pueden llenarse masivamente a medida que los jugadores regresan a casa del trabajo o de la escuela y comienzan a jugar, la capacidad de escalar casi instantáneamente también sería extremadamente cómoda en el lugar de trabajo.

Por lo tanto, el resultado del esfuerzo continuo de Microsoft en xCloud es que este servicio de juegos impulsará las mejoras necesarias en el rendimiento y la latencia para el beneficio de Windows Virtual Desktop también. xCloud también será importante para la tecnología que proporcionará un mejor renderizado, una mejor comunicación de voz y un uso más masivo de la inteligencia artificial. Todos los aspectos que forman parte de los juegos en línea y que podrían ampliar el conjunto de características para los usuarios de escritorio también.

El paso inicial a la nube para el escritorio tiene y tendrá muchos obstáculos por delante, pero con el paso a los juegos basados en la nube, Microsoft será capaz no sólo de trazar un camino hacia el rendimiento del escritorio, sino también de revolucionar lo que hacemos en nuestro escritorio corporativo.

Con este tipo de rendimiento, características como la telepresencia, el soporte de la IA para usuarios dedicados, nuevas formas de colaboración y toda una serie de nuevas características en las que actualmente ni siquiera pensamos serán posibles en los próximos años.

Redacción Cambio Digital On Line

Artículo anteriorGrace Hopper, la ‘madre de Cobol’
Artículo siguienteWindows Virtual Desktop – por esto no estamos convencidos