El Twitch bajo escrutinio después de que el tirador de Buffalo transmitiera la masacre en linea

0
58

El tiroteo de Búfalo ha centrado la atención en el papel de Twitch, la plataforma de juegos utilizada por el pistolero para transmitir en directo la masacre, en medio de renovados llamamientos a una regulación más estricta de las plataformas de medios sociales.

Twitch permite a los creadores, muchos de ellos con millones de seguidores, retransmitirse a sí mismos jugando a videojuegos, charlando con sus fans o simplemente haciendo su vida cotidiana.

El sospechoso de Buffalo, un supremacista blanco confeso que presuntamente disparó a 11 víctimas afrodescendientes y dos caucásicas, matando a 10 personas, en lo que las autoridades dijeron que era un crimen de odio racial, utilizó un canal de Twitch para transmitir en directo el asalto desde una cámara de casco.

Twitch, propiedad de Amazon, dijo que retiró el vídeo a los dos minutos de iniciarse la violencia, pero para entonces ya se había compartido en otros lugares, como Facebook y Twitter. En una declaración enviada al New York Times, Angela Hession, vicepresidenta de confianza y seguridad de Twitch, dijo que la reacción del sitio era un «tiempo de respuesta muy fuerte teniendo en cuenta los desafíos de la moderación de contenido en vivo, y muestra un buen progreso».

La naturaleza fragmentaria de las plataformas modernas de medios sociales se ha sumado a las dificultades de moderación. Cuando la noticia del tiroteo se hizo viral en TikTok, los moderadores de la plataforma lucharon por retirar las imágenes subidas, pero tuvieron mucho menos éxito a la hora de retirar los vídeos que dirigían a los espectadores a cuentas de Twitter donde podían ver el tiroteo en su totalidad.

El papel de la transmisión en directo es sólo una parte de la cuestión. El tirador difundió sus intenciones con antelación -incluso preparando una lista de tareas en la plataforma de chat Discord-, lo que significó que algunos de sus seguidores estaban preparados para descargar el vídeo mientras se emitía.

La repetición inicial de las subidas parecía provenir de seguidores; sin embargo, en pocas horas, el grueso de las comparticiones provenía de usuarios que buscaban satisfacer la curiosidad de otros en línea, un patrón similar al que se vio tras el tiroteo de Christchurch en 2019, que fue inicialmente transmitido en vivo en Facebook antes de ser distribuido a través de YouTube, Twitter y el propio Facebook. Esa transmisión en vivo, sin embargo, funcionó durante 17 minutos antes de que los moderadores de Facebook la retiraran, un tiempo de respuesta casi 10 veces más lento que el de Twitch.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró el domingo a la cadena de televisión ABC que las empresas de redes sociales debían rendir cuentas por las opiniones racistas violentas que circulan por Internet.

Redacción CambioDigital OnLine – Fuente WEB

Custom Text
Artículo anteriorWestern Digital impulsa nueva era para mercado de la nube con las HDD CMR DE 22TB Y UltraSMR DE 26TB
Artículo siguienteLas innovaciones más interesantes que surgieron en Google I/O 2022