Las ventas mundiales de smartphones vuelven a caer: ¿vendrán los descuentos?

La caída del mercado está obligando a los vendedores a cambiar el stock con ofertas

0
40

Un nuevo informe de Canalys ha afirmado que el mercado mundial de smartphones ha descendido por tercera vez consecutiva este año.

La empresa de análisis ha constatado que las ventas en el tercer trimestre de 2022 descendieron un 9% con respecto al mismo periodo del año anterior, ya que los consumidores de todo el mundo se aprietan el cinturón para poder permitirse lo esencial.

Además, las malas noticias podrían continuar, ya que Canalys afirma que espera que esta tendencia se mantenga durante los próximos seis a nueve meses.

Impacto generalizado
Canalys ha constatado que todos los principales fabricantes de teléfonos inteligentes se han visto afectados en mayor o menor medida. Apple fue la única empresa que registró un crecimiento positivo en el periodo, ya que la demanda de los últimos modelos de iPhone se mantuvo fuerte, y el gigante tecnológico tiene ahora una cuota de mercado del 18%.

Por delante, Samsung sigue siendo el actor más dominante del mercado mundial, con una cuota del 22%, gracias a las grandes promociones destinadas a cambiar el inventario. Los otros vendedores que completan los cinco primeros puestos -Xiaomi, Oppo y Vivo- conservan sus cuotas de mercado (14%, 10% y 9% respectivamente), pero se muestran reacios a expandirse en el extranjero dadas las turbulencias económicas.

Amber Liu, analista de Canalys, afirma que el mercado de teléfonos inteligentes es muy sensible y reacciona con fuerza a las reducciones de la demanda. Esto ha obligado a los vendedores a vender sus inventarios ofreciendo grandes descuentos y promociones para evitar la acumulación de existencias.

Los consumidores también se asustan fácilmente con las subidas de precios debido a la actual coyuntura económica mundial, lo que ha obligado incluso a Apple a fijar los precios de sus productos con más cuidado. Sin embargo, todo esto puede cambiar con la próxima temporada alta de comercio, ya que los vendedores ven el Viernes Negro y el Ciberlunes como una oportunidad ideal para cambiar algunas existencias.

Otra analista de Canalys, Sanyam Chaurasia, dijo que la demanda se mantendrá estancada hasta la primera mitad de 2023, lo que significa que los vendedores tendrán que planificar cuidadosamente su cadena de suministro para evitar el exceso de oferta y evaluar sus precios para mantener sus cuotas de mercado.

También dijo que, dado que los consumidores están reduciendo sus ingresos en productos no esenciales, esperarán rebajas en las generaciones más antiguas de dispositivos y en las ofertas de paquetes. Añadió que «en comparación con el período de fuerte demanda del año anterior, se prevé una venta festiva lenta pero constante en el cuarto trimestre de 2022».

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorLos CEOs son los responsables de impulsar el negocio digital
Artículo siguienteLa computación de alto rendimiento y su lado menos lustroso