Boeing pone en orbita con éxito su nueva nave espacial Starliner en fase de pruebas

0
70

Casi dos años y medio después de que su primer lanzamiento no saliera según lo previsto, la nueva nave espacial de pasajeros de Boeing, la CST-100 Starliner, ha sido lanzada con éxito al espacio esta tarde, alcanzando la órbita correcta que necesitaba para encontrarse con la Estación Espacial Internacional mañana por la noche. El éxito del lanzamiento marca el inicio de un vuelo de prueba crucial para el Starliner que se desarrollará durante la próxima semana en el espacio, y que ayudará a demostrar si la cápsula es capaz de transportar seres humanos al espacio algún día.

Starliner es una nave espacial privada que Boeing ha desarrollado en colaboración con la NASA, principalmente para ayudar a transportar a los astronautas de la agencia hacia y desde la Estación Espacial Internacional en la órbita baja de la Tierra. La cápsula es uno de los dos vehículos, junto con el Crew Dragon de SpaceX, que la NASA ayudó a financiar para que el transporte espacial pasara del gobierno a las empresas privadas. Pero antes de que los astronautas de la NASA puedan montar en el Starliner, la agencia espacial quiere que Boeing demuestre que la cápsula puede realizar todas las tareas de una misión de vuelo espacial normal sin una tripulación a bordo.

Pero ha sido un camino accidentado hasta llegar a este punto. De hecho, esta misión es una repetición. Boeing intentó el mismo vuelo de Starliner sin tripulación en diciembre de 2019, pero esa misión -llamada OFT- sufrió una serie de fallos de software. La cápsula nunca llegó a la Estación Espacial Internacional, y Boeing tuvo que llevar a Starliner a casa antes de tiempo, al no poder demostrar su capacidad de acoplamiento a la ISS. Boeing aceptó rehacer el vuelo para la NASA y estuvo a punto de volver a lanzarlo el verano pasado. Pero apenas unas horas antes del despegue, Boeing detuvo el vuelo tras descubrir que algunas válvulas de propulsión no funcionaban correctamente. La empresa tuvo que devolver el Starliner a la fábrica para solucionar el problema.

Ahora, Starliner está por fin en órbita, donde se supone que debe estar. «Tenemos un buen encendido de inserción orbital», dijo Josh Barrett, representante de comunicaciones de Boeing, durante la transmisión en directo del lanzamiento. «Starliner está en una órbita estable y circular de camino a la Estación Espacial Internacional».

Pero todavía tiene mucho que demostrar por delante. A continuación, tendrá que demostrar que puede acoplarse automáticamente a la Estación Espacial Internacional, utilizando sus sensores de a bordo para guiarse hacia un puerto de acoplamiento abierto. Luego tendrá que desacoplarse y volver a casa, aterrizando con seguridad en la Tierra. Así que, aunque el Starliner ha tenido éxito hoy, el trabajo solo esta empezando.

Steve Stich, director del Programa de Tripulación Comercial de la NASA, dijo durante una conferencia de prensa después del vuelo: «Vamos a examinar los datos y a tratar de entender lo que ha sucedido». «Y luego, desde una perspectiva de redundancia, ¿podemos recuperar esos propulsores?». Starliner volverá a utilizar sus propulsores para realizar quemados que modifiquen su órbita a medida que se acerca a la estación y también para sacar la cápsula de la órbita en su regreso a la Tierra. Diez de los 12 propulsores que necesita el Starliner están funcionando, según Boeing.

Redacción CambioDigital OnLine – Fuente WEB

 

Custom Text
Artículo anteriorExperiencia Total, Felicidad Total
Artículo siguienteQualcomm ahora incursiona en el mundo de la robótica