Cisco: Las 10 tendencias tecnológicas que impactarán en nuestras vidas

Chintan Patel, Director de Tecnología de Cisco UK e Irlanda, enumera las diez tendencias tecnológicas que más afectarán a nuestras vidas en el futuro próximo.

0
18

Los últimos meses nos han dado un vistazo de lo que el futuro traerá. A pesar del temor inicial, la pandemia no ha afectado a la Internet, sino que por el contrario ha puesto de relieve la rapidez con que la tecnología puede responder a acontecimientos perturbadores y la extrema importancia de una infraestructura fiable y ampliable para mantener el mundo en funcionamiento.

El significado de lo que llamamos la «nueva normalidad» será probablemente uno de los temas más discutidos este verano. Habrá diferentes interpretaciones e impactos dependiendo de la industria, los gobiernos y la sociedad en general. Pero hay algunos denominadores comunes. Para encontrarlos, debemos preguntarnos: ¿qué nuevas experiencias se pueden crear para los clientes, los consumidores y los empleados? ¿Qué nuevas normas surgirán? y ¿cuáles serán las nuevas prioridades de las organizaciones en cuanto a objetivos, inversión y asignación de recursos? Estas preguntas son respondidas por Chintan Patel, Director de Tecnología de Cisco UK e Irlanda, enumerando las diez tendencias tecnológicas que impactarán más en nuestras vidas.

1 – La palabra clave es: online
La tendencia de off-line al on-line ya estaba en marcha. El comercio electrónico ya estaba afectando visiblemente las ventas en las tiendas físicas. Pero COVID-19 aceleró todo. Las empresas que quieran seguir siendo competitivas tendrán que encontrar la forma de ofrecer servicios en línea y habrá mejoras en la logística y los sistemas de entrega. Las realidades con estrategias sofisticadas en línea buscarán nuevas formas de mejorar la experiencia. Basta con mirar lo que ha hecho Tesco, una importante cadena de tiendas de alimentos del Reino Unido, que ha visto un aumento del 103% en las ventas en línea en sólo unas pocas semanas.

2 – Interfaces e interacciones sin contacto
Las interfaces de pantalla táctil se han convertido en algo común sólo en la última década. Ahora, con una mayor conciencia de la importancia de la «higiene compartida», pasaremos más rápidamente a las interfaces de voz y a los sistemas de pago digitales. Estas tecnologías emergentes permitirán limitar el contacto físico entre las personas y con las superficies.

3 – Asistencia remota
La atención a distancia, la telemedicina y las consultas virtuales revolucionarán la atención de la salud; algunos proveedores de servicios de telemedicina han informado de un aumento del 50% en las citas por vídeo y esto parece que va a alcanzar niveles inimaginables. Pero el cuidado a distancia se extiende a muchos otros aspectos de nuestras vidas. En los centros de contacto, para algunas funciones cuyo trabajo siempre se había basado en la presencia en la oficina, el trabajo a distancia ha dado resultados sorprendentes. Por ejemplo, el director de un banco informó de un aumento del 40% en la productividad del personal de atención al cliente a distancia, diciendo que es poco probable que vuelva al trabajo presencial.

4 – El futuro del trabajo se distribuye
Para las empresas que están planeando traer a sus empleados de vuelta a la oficina están pensando en cómo proporcionarles un entorno seguro, saludable y productivo. Entre los cambios considerados se encuentran, corredores más amplios con tráfico peatonal en un solo sentido, mejor filtración del aire, controles de ascensores sin contacto y materiales antimicrobianos en los nuevos edificios en construcción. La videoconferencia seguirá siendo una gran manera de mantenerse en contacto y colaborar con los que seguirán trabajando desde casa.

5 – Aprendizaje a través del e-learning
Con el cierre de escuelas en todo el mundo y más de 1.200 millones de niños y jóvenes que no pueden volver a las aulas, la educación ha cambiado radicalmente. Las investigaciones sugieren que el aprendizaje en línea ayuda a aumentar el almacenamiento de información y lleva menos tiempo, lo que significa que los cambios que COVID-19 ha provocado pueden continuar.

Y esto también afectará a las empresas, ya que será crucial replantearse el futuro del trabajo y la capacitación, incluyendo la forma de mantener a los empleados actualizados, certificados e informados sobre las regulaciones locales, teniendo en cuenta su bienestar físico y mental.

6 – Eventos digitales
El valor de unir a la gente no se ha desvanecido, pero el mecanismo para hacerlo ha cambiado. En un futuro próximo, los eventos virtuales se harán sentir. A largo plazo, cabe esperar un aumento significativo de los acontecimientos híbridos, que tendrán lugar en parte en persona y en parte en virtual.

7 – Intentarlo puede llevar a elecciones estratégicas
Hoy en día, las medidas adoptadas a corto plazo se están reevaluando y las empresas han tenido que aplicarlas rápidamente y sin una visión de conjunto debido a la urgencia de la pandemia. Los líderes empresariales deben elaborar hojas de ruta estratégicas hacia su nueva normalidad y la creación de modelos de negocio más fiables y ágiles será crucial.

8 – Las infraestructuras digitales deben ser mejoradas
Los niveles de tráfico de la red que se esperaban alcanzar en un par de años prácticamente llegaron del día a la noche; lo que antes se consideraba las horas «pico» de uso se han convertido ahora en algo normal durante la mayor parte del día. Los proveedores de servicios y las empresas de tecnología se han movilizado rápidamente para aumentar la capacidad y asegurar que las redes sigan funcionando.

Para el futuro, una cosa es segura: la necesidad de conectividad crecerá, al igual que la confianza de las empresas en las soluciones de Cloud Computing y Software as a Service (SaaS). Con el tiempo, la Inteligencia Artificial ayudará a automatizar las operaciones de redes complejas, aumentando la eficiencia y permitiendo arquitecturas de red más ágiles.

9 – La seguridad de la información es lo primero
Aunque el coronavirus no ha provocado un aumento significativo de la delincuencia cibernética, los investigadores de Cisco Talos han observado que COVID-19 se ha utilizado como argumento dentro de los ataques cibernéticos para tratar de hacerlos parecer más creíbles. Las empresas deben ser aún más vigilantes y hacer las redes más seguras desde el punto de vista informático.

10 – Más confianza en los datos, la automatización y los robots
Los robots no son susceptibles a los virus, al menos no los virus humanos. Ya sea que se utilicen para entregar alimentos, para recolectar datos vitales en un sistema de atención médica o para mantener una fábrica en funcionamiento, las empresas se están dando cuenta de cómo los robots podrían apoyarnos hoy en día y desempeñar un papel importante en un mundo post-COVID-19.

Pero quizás lo más importante es que las lecciones aprendidas de esta experiencia nos permitirán monitorear y responder a futuras pandemias usando el Internet de las Cosas (IoT) y el Big Data. Hemos aprendido mucho en poco tiempo y esto, trabajando juntos, nos ayudará a planear nuestra nueva normalidad. Sin embargo, es importante recordar que incluso antes de COVID-19 vivíamos en una era de rápida transformación, y que nuestra idea de «normalidad» siempre evolucionará.

CWI.it – Redacción Cambio Digital On Line