Las acciones de AMD caen al advertir de un déficit de ingresos en el tercer trimestre; los beneficios de Samsung también se desploman

0
79

El fabricante de chips informáticos Advanced Micro Devices Inc. advirtió hoy de que probablemente no cumplirá sus previsiones de ventas para el tercer trimestre en más de 1.000 millones de dólares, lo que avivó la preocupación por la debilidad del mercado de semiconductores y provocó la caída de sus acciones.

Las acciones de AMD cayeron más de un 4% en la prolongada sesión bursátil, y la caída tuvo un efecto en cadena sobre sus rivales Intel Corp. y Nvidia Corp. que perdieron más de un 2%.

«El mercado de los ordenadores personales se debilitó significativamente en el trimestre», dijo la directora ejecutiva de AMD, Lisa Su (en la foto), en un comunicado. Añadió que las condiciones macroeconómicas fueron las responsables de reducir la demanda de ordenadores personales más de lo esperado.

Mientras tanto, Samsung informó a última hora del jueves de que, también a causa del declive de los chips, su beneficio operativo probablemente caerá más de un 31% respecto a hace un año, hasta los 10,8 billones de wones (7.600 millones de dólares). Cuando la empresa, que fabrica chips de memoria y productos de consumo, presente sus resultados finales a finales de este mes, también espera que los ingresos aumenten un 2,7%, hasta los 76 billones de wones (53.900 millones de dólares).

Los beneficios estimados están muy por debajo de las previsiones de los analistas. Sería el primer descenso de beneficios de la empresa en términos interanuales desde el primer trimestre de 2020, cuando comenzó la pandemia de COVID.

La economía se está desacelerando en medio de una alta inflación, mientras que la reapertura de las escuelas y las oficinas significa que la gente ya no está tan interesada en comprar PCs como lo estaba durante la pandemia de COVID-19. Los fabricantes de chips también están sintiendo las consecuencias de la preocupación por el COVID en China, que sigue siendo un mercado clave. La guerra de Ucrania ha agravado los problemas de suministro y también la economía, reduciendo aún más la demanda.

AMD es sólo el último fabricante de chips que ha advertido que su negocio está sufriendo. La semana pasada, Micron Technology Inc. advirtió a los inversores de que se enfrenta a un camino difícil y dijo que reduciría sus gastos de capital en un tercio para garantizar la rentabilidad. Intel y Nvidia también han dicho que esperan unos ingresos mucho más bajos en sus actuales trimestres. Por su parte, el Philadelphia Semiconductor Index, que sigue la cotización de los principales actores del sector, ha bajado un 36,4% este año, tras haber subido más de un 40% el año anterior.

AMD dijo que ahora espera unos ingresos para el tercer trimestre de sólo 5.600 millones de dólares, muy por debajo de su previsión anterior de 6.700 millones, una estimación que ya era inferior a las expectativas de Wall Street. La previsión de ingresos de 5.600 millones de dólares es un 15% inferior a la del trimestre anterior.

AMD también espera que sus márgenes brutos se reduzcan a sólo el 50%, frente a la previsión anterior del 54%. La compañía dijo que esto es el resultado de los menores ingresos derivados de la reducción de los envíos de unidades de procesadores cliente y de los precios medios de venta, así como de unos 160 millones de dólares en concepto de inventario, precios y cargos relacionados con los chips para PC.

Se prevé que los ingresos de la informática de cliente, que incluye los chips para ordenadores personales, asciendan a sólo 1.000 millones de dólares, un 40% menos que el año anterior. Sin embargo, AMD sigue creciendo en cuanto a sus ingresos previstos por juegos. La empresa prevé unas ventas de 1.600 millones de dólares en ese negocio, lo que supondría un aumento del 14% respecto a hace un año. Los ingresos de los centros de datos, que también se estiman en 1.600 millones de dólares, se prevé que crezcan más del 45%.

Aunque la advertencia de AMD supone una lectura deprimente para los accionistas que se centran en la rentabilidad a corto plazo, los analistas dijeron que las cifras también subrayan el potencial a largo plazo de la compañía.

«Esto es 100% el resultado de la caída de la demanda de PCs, junto con los fabricantes de PCs que todavía están limpiando el inventario», dijo Patrick Moorhead de Moor Insights & Strategy. «El centro de datos sigue subiendo un 45%, que es, francamente, un negocio más estratégico. A largo plazo sigo siendo alcista con la compañía».

«Entre la inflación mundial, el ruido de sables de Corea del Norte y China y la decisión de la OPEP de apuntalar la criminal invasión rusa de Ucrania, los consumidores y los mercados tienen mucho por lo que estar nerviosos», dijo Charles King, de Pund-IT Inc. «Dicho esto, la decisión de AMD de dar a conocer a los accionistas lo que pueden esperar de la convocatoria de resultados a finales de mes es interesante desde el punto de vista estratégico. Por un lado, hay que aplaudir a la empresa por su franqueza. Pero, al mismo tiempo, el anuncio permitió a AMD destacar el principal punto problemático -los PC- y aclarar cómo sus otras áreas de enfoque, incluyendo el centro de datos, los productos de borde y los juegos, siguen funcionando bien.»

Se espera que AMD comunique sus beneficios del tercer trimestre en su totalidad el 1 de noviembre, y que después celebre una conferencia telefónica para comentar los resultados.

Fuente WEB | Editado por CambioDigital OnLine

Custom Text
Artículo anteriorMeta advierte a un millón de usuarios de Facebook que instalaron aplicaciones para robar contraseñas
Artículo siguienteAbren convocatoria para la primera Olimpiada Científica de Caracas