Elon Musk pone punto final al teletrabajo y bajo amenaza

0
56

La política, revelada en correos electrónicos filtrados que Musk envió al personal ejecutivo de Tesla el martes, fue reportada por primera vez por el sitio de noticias de vehículos eléctricos Electrek.

«Cualquiera que desee hacer trabajo remoto debe estar en la oficina un «mínimo» de 40 horas a la semana o dejar Tesla. Esto es menos de lo que pedimos a los trabajadores de la fábrica», escribió Musk, añadiendo que la oficina debe ser el lugar de trabajo principal del empleado, donde se encuentran los otros trabajadores con los que interactúa regularmente, «no una sucursal remota no relacionada con las tareas del trabajo.»
Musk dijo que revisaría personalmente cualquier solicitud de exención de la política, pero que en su mayor parte, «Si no te presentas, asumiremos que has renunciado.»

Tesla no respondió a una solicitud de comentarios sobre el cambio de política, pero Musk pareció confirmarlo en un tuit propio a primera hora del miércoles cuando se le preguntó en Twitter: «Oye Elon… ¿algún comentario adicional para la gente que piensa que venir al trabajo es un concepto anticuado?» Musk respondió: «Deben estar pensado que trabajan en otro sitio».

La política está completamente en desacuerdo con la de la otra empresa tecnológica que Musk está intentando comprar, Twitter, que ha anunciado previamente que los empleados pueden seguir trabajando desde casa «para siempre» si lo prefieren. «Donde te sientas más productivo y creativo es donde trabajarás y eso incluye trabajar desde casa a tiempo completo para siempre», escribió el consejero delegado Parag Agrawal en una nota dirigida a los casi 100.000 empleados de Twitter en marzo, justo antes de que se revelara el interés de Musk por poseer la plataforma de medios sociales.

En Tesla, sin embargo, no será así. Es especialmente importante que los altos directivos se vean en la oficina, dijo Musk, añadiendo que esa fue una de las razones por las que practicamente vivió en la fábrica de Tesla en Fremont, California, cuando la compañía estaba luchando por aumentar la producción en 2017 y 2018.
«Si no hubiera hecho eso, Tesla habría quebrado hace tiempo», escribió.

CambioDigital OnLine | WEB

Custom Text
Artículo anteriorEl camino hacia el centro de datos híbrido Quantum-HPC comienza aquí
Artículo siguienteAutos conectados: las apps de terceros pueden representar un riesgo para la privacidad